Leer Duhart-Milon

Acerca de Château Duhart-Milon

En 1962, Domaines Barons de Rothschild Lafite adquirió Château Duhart-Milon, propiedad vecina de Château Lafite Rothschild. Según testimonios orales, el “Sieur Duhart” era un corsario de Luis XV que decidió avecindarse en Pauillac para disfrutar de su vejez en una casa del puerto de Pauillac que posteriormente serviría de inspiración para ilustrar la etiqueta de los vinos de Duhart-Milon. La clasificación de 1855 convirtió al Château Duhart-Milon en el único 4º Grand Cru Classé de la comuna de Pauillac.

El viñedo

Situado al norte de la denominación Pauillac, el viñedo del Château Duhart-Milon es contiguo a más de 100 hectáreas de humedales, praderas y bosques, Una ubicación por demás privilegiada en el Médoc. Con una superficie de 76 hectáreas, se ubica en el costado oeste del Château Lafite Rothschild, en la ladera de Milon que se extiende a lo largo de la meseta de Carruades de Lafite. Sus suelos de grava arenosa, depositados en la era Cuaternaria, contienen niveles variables de guijarros, arena y arcilla. Los terroirs más extensos de Duhart-Milon, sin dejar de ser muy gravosos, tienen contenidos de arcilla en torno al 10% o más. Las variedades de uva se dividen entre Cabernet Sauvignon (67%) y Merlot (33%).

La impronta del tiempo

Con su personalidad de castillo, Duhart-Milon celebra el saber hacer único de los hombres que saben tratar la naturaleza, sea cual sea su estado, y sacarle el máximo partido. Este conocimiento se ha transmitido de generación en generación y ha dejado su huella a lo largo del tiempo.

Bajo la influencia del Gironda, el estuario que da forma a la tierra, el suelo de Duhart-Milon se ha ido preparando a lo largo de los milenios. Desde sus capas arrugadas de piedra caliza hasta sus acantilados con muescas sobre los que se agita el agua, el tiempo ha hecho su trabajo. 

Ha labrado los surcos donde confluyen las partículas aluviales y arcillosas, de modo que, a pocos metros, las extensiones de grava fina y arenas arrastradas por el viento forman la ladera de Milon… Y así se forjó el viñedo, poco a poco, para expresarse en las vetas de la madera. 

La uva Duhart-Milon no es dócil, pero algunos han aprendido a entenderla, con los años y los consejos de los más viejos. Generaciones de viticultores se han sucedido en estas tierras que no engañan, sino que se entregan generosamente para lograr la estructura de un gran vino.

Nuestros compromisos

Una bodega en pleno corazón de Pauillac, un viñedo en comunión con bosques y marismas

Con una bodega renovada, más funcional y más eficiente energéticamente, y una profunda transformación agroecológica del viñedo, Duhart-Milon se prepara para el futuro.

El lanzamiento de una empresa de enoturismo en el corazón de Pauillac persigue varios objetivos: dar a conocer nuestros vinos al mayor número posible de consumidores, hablar de nuestra empresa y de nuestra pasión por el terruño en un lenguaje sencillo y accesible, y aportar una nueva dinámica a la zona.

Este Château se unió a la comunidad B Corp en diciembre de 2023. Para obtener más información, haga clic aquí.

Los vinos

El vino de Château Duhart-Milon deja su impronta como un rastro en la materia viva. Revela las vetas del tiempo que pasan como un arco en el suelo de Pauillac. Él es la verdad de la tierra que habla a través de quienes la comprenden.

Moulin de Duhart, el segundo vino, se selecciona a partir de las mismas viñas, generalmente más jóvenes que la media del viñedo. Tiene una crianza en barrica menos extensa. El origen de su nombre se remonta a la presencia de un antiguo molino en la meseta de Carruades, contigua al viñedo de Duhart-Milon.

Back to the top of page
Conoce la familia...
lo sentimos, pero usted no tiene la edad suficiente para acceder e este sitio web