“La unión de dos culturas, dos familias y dos cepas”

Barón Eric de Rothschild

Historia

Historia de una alianza

En 1999 nace la idea de una sociedad entre Domaines Barons de Rothschild (Lafite) y la familia Catena. El entusiasmo que surge en torno a esta idea se plasma rápidamente en un proyecto: producir un vino único a partir de la unión de dos culturas, francesa y argentina, dos cepas, Malbec y Cabernet Sauvignon, y de la mano experta de ambas casas.

La familia Catena, con ya 3 generaciones dedicadas a la vinicultura, recurrió a sus conocimientos de los terroirs en altura de Mendoza y también a su pasión por la cepa Malbec para encontrar los mejores viñedos. Por su parte, DBR (Lafite) aportó su manejo más que centenario del Cabernet Sauvignon, además del arte de producir grandes vinos mediante el ensamblaje de diversas cepas.

Los intercambios y las labores de selección iniciados a partir del año 1999 dieron vida en 2000 a una primera cosecha de CARO. El éxito obtenido por las primeras cosechas llevó a la concepción en 2003 de un nuevo vino: Amancaya, que, al igual a su antecesor, presenta una sutil armonía entre la identidad argentina y su estilo bordelés. Por otra parte, Bodegas CARO ha querido rendir homenaje a la cepa emblemática de la vitivinicultura argentina a través de un vino 100% Malbec, Aruma, producido a partir de la cosecha 2010.

Desde la cosecha 2003, las instalaciones de Bodegas CARO en el corazón de Mendoza acogen los vinos y hacen las veces de piedra angular del proyecto CARO. El toque final del proyecto fue la renovación del edificio histórico y de los jardines, en el marco de la cual se amplió y se abrió la bodega para permitir su acceso desde el exterior.

El viñedo

Una selección cuidadosa

CARO Vignesetmontagnes-resize

Desde el comienzo del proyecto, Domaines Barons de Rothschild (Lafite) y la familia Catena han realizado un esfuerzo mayúsculo para seleccionar los mejores viñedos. El objetivo es escoger los mejores terroirs capaces de magnificar este maridaje entre el Malbec y el Cabernet Sauvignon.

Dicha selección se lleva a cabo actualmente en el seno de los viñedos de la familia Catena, y también donde otros productores que se cuentan entre los más representativos de los grandes terroirs de Mendoza, especialmente en el caso de los Malbec más viejos. Los Malbec provienen de Vistalba, La Consulta , Tupungato y Agrelo (todos ellos, en promedio, viñedos de más de 30 años ubicados entre 800 y 1.400 metros de altura). Los Cabernet Sauvignon se originan en Agrelo y La Consulta (viñedos de unos 20 años ubicados entre 950 y 1.150 metros de altura).

El microclima y el terroir son fundamentales para el desarrollo de la cepa Malbec. La altura y la exposición de los suelos son también determinantes, dado que mientras mayor sea la altura, menor será la temperatura y la estación cálida. Bodegas CARO opera cuatro grandes terroirs de Malbec:

• Gualtallary y Tupungato, ubicados a 1.400 metros de altura, donde la estación cálida es más breve y la maduración de la fruta no es tarea sencilla. Entre las características de la uva de estos terroirs destacan su color violeta y sus aromas más florales, balsámicos, toques de anís y notas de cerezas rojas. 
• Vistalba es un terroir de parras viejas ubicado a más de 1.150 metros sobre el nivel del mar con temperaturas frescas, lo que otorga a sus vinos aromas a fruta negra, cereza negra, ciruela y taninos refinados y muy complejos. 
• Agrelo (950 m) es uno de los terrenos más profundos y cálidos que produce Malbec negros, poderosos y redondos, con notas de fruta negra, moras y ciruela negra.

La Consulta (980 m) es un terroir único, de temperaturas más bajas, suelos arenosos y mucho viento. Sus Malbec tienen personalidad avasalladora y aromas balsámicos.

Desde 2009, Bodegas CARO se encuentra también abocada a desarrollar nuevas plantaciones que completarán la selección actual.

La administración de la propiedad se encuentra en manos de Fernando Buscema, quien trabaja en estrecha colaboración con Olivier Trégoat, Director técnico de la propiedades DBR (Lafite) fuera de Burdeos y responsable de la supervisión técnica.

 

La bodega

Un manejo tradicional

Bodegas CARO se ubica en el corazón de Mendoza, en una bodega construida en 1884 que ha sido completamente renovada.

La cosecha se realiza en forma manual y los racimos se escogen en la mesa de selección antes del despalillado. La vinificación se lleva a cabo de manera tradicional, con remontajes moderados seguidos de un periodo de maceración de duración variable según la cepa y el año. Cada cosecha envejece en toneles de roble durante 18 meses para CARO y 12 meses para Amancaya. Las barricas provienen de la tonelería de Domaines. Los ensamblajes se realizan en los meses de septiembre u octubre.

El Malbec es una cepa muy frutal, exuberante y potente que se beneficia de la estructura y la elegancia aportadas por el Cabernet. El ensamblaje de dos cepas es complementario y se torna más complejo con la riqueza de los terroirs ubicados en altura, produciendo vinos de gran complejidad y longevidad.

 

_MG_3028-resize