Los Vascos Grande Reserve

Colchagua

Grande Reserve es un referente de la elegancia y de la sutileza de los vinos chilenos. Este ensamblaje donde predomina el Cabernet Sauvignon es producto de técnicas de conducción y crianza tradicionales. Gran complejidad y persistencia de aromas: cerezas negras y grosellas negras (Cabernet Sauvignon), fresas (Malbec), frambuesas (Syrah) y ciruelas con sutiles toques de hojas de laurel y pimienta negra (Carmenère). Vino denso, armonioso, delicioso y atractivo.

Los Vascos Grande Reserve Colchagua

Cosechas

  • Cosecha 2014

    • 85% Cabernet Sauvignon
    • 5% Carmenère
    • 5% Syrah
    • 5% Malbec

    Como en todas las temporadas, siempre hay algún evento especial que condiciona la cantidad y la calidad de la fruta y este año a no fue la excepción. En primavera, cuando los viñedos se encontraban en plena brotación, tuvimos fuertes heladas que afectaron la formación de brotes y racimos. La característica principal de estas heladas fue su duración, ya que si bien las temperaturas no fueron excesivamente bajas (-2°C), se prolongaron por bastantes horas. El resultado de este evento fue una menor cantidad de racimos y su reducción en tamaño, sin embargo al tener menos racimos se obtiene una mayor calidad.

    NOTAS DE CATA

    Este vino presenta un atractivo color rojo rubí.  En nariz destaca por sus aromas a frutas frescas maduras como frambuesas, cerezas y ciruelas. Además, encontramos notas a caramelo, chocolate amargo, oliva negra y cedro. En boca, los taninos presentes y elegantes entregan al vino una buena estructura y volumen.  Un vino audaz y de gran frescor.

  • Cosecha 2013

    • 85% Cabernet Sauvignon
    • 5% Carmenère
    • 5% Syrah
    • 5% Malbec

    Las condiciones climáticas de esta temporada fueron óptimas desde el punto de vista técnico. El verano estuvo marcado por días calurosos y noches frescas, es decir, una gran oscilación térmica que se tradujo en una óptima maduración de nuestras uvas. Cabe mencionar que este verano no tuvimos lluvias, lo que permitió cosechar una fruta perfectamente sana.

    NOTAS TÉCNICAS DE CATA (AL MOMENTO DEL EMBOTELLADO)

    Vino color rojo granate con tintes escarlata. En nariz presenta aromas de frutas como cerezas y granadas maduras y ciruelas secas que van acompañados de notas a regaliz, caramelo, brownie y piel de nuez con un fondo de oliva negra, clavo de olor y cedro.
    En boca, sus taninos son presentes, persistentes y de gran personalidad, lo que entrega al vino una buena estructura y volumen. Un vino de carácter sobresaliente.

  • Cosecha 2012

    • 75 % Cabernet Sauvignon
    • 10 % Carmenère
    • 10 % Syrah
    • 5 % Malbec

    El invierno terminó con intensas lluvias en el mes de agosto que llegaron hasta 107 mm y redundaron en una gran acumulación de agua en el suelo, reservorio propicio para los meses venideros que se vieron marcados por la ausencia de precipitaciones. Hacia el fin de la cosecha en el mes de mayo, las precipitaciones llegaron a solo 8 milímetros, situación que no afectó la calidad de la vendimia.
    La cosecha que se realizó entre el 3 de abril y el 9 de mayo comenzó 7 días más tarde que en años anteriores, con un rendimiento ligeramente mayor que lo normal y una madurez más lenta, sin embargo, las bayas fueron pequeñas, concentradas y de buena acidez, la fruta fresca y con taninos maduros que aportaron una riqueza en boca excepcional.

    NOTAS DE CATA (AL MOMENTO DEL EMBOTELLADO):

    Profundo color rojo rubí. En nariz presenta aromas de frutas que recuerdan ciruelas, arándanos y moras maduras, que se complementan en una dimensión sensorial única con notas a chocolate negro amargo, cacao, moca, café, sésamo tostado, licor de cassis, tabaco y pimienta negra
    En boca presenta una expresión sobria y elegante con taninos suaves y pulidos, pero al mismo tiempo, persistentes y sabrosos que entregan una sensación placentera que expresa fielmente las características del terroir.

  • Cosecha 2011

    • 75% Cabernet Sauvignon
    • 10% Carmenère
    • 10% Syrah
    • 5% Malbec

    El 2010 fue un año relativamente seco y la lluvia caída apenas alcanzó los 347 mm. Esta situación obligó a regar en forma excepcional en los meses de agosto y septiembre para suplir la falta de agua de lluvias. Gracias a esta medida la viña logró desarrollarse de manera normal. A pesar de ello, las bajas temperaturas durante la floración produjeron una disminución de rendimiento potencial con menos bayas en los racimos. Finalmente, el buen manejo de la viña durante el periodo de crecimiento permitió que las uvas maduraran hasta alcanzar una concentración y una calidad sobresalientes. La cosecha se realizó entre el 6 de abril y el 13 de mayo. Las parras expresaron su pleno potencial gracias a una fruta sana y de óptima calidad al momento de cosechaa.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Brillante color rojo rubí. En nariz presenta frutas frescas como ciruelas y cerezas que se mezclan con notas a vainilla, canela, nuez moscada, harina tostada de avellanas, pimienta blanca, clavo de olor y castañas de cajú. Paladar amplio y atractivo equilibrio entre la estructura, el volumen y la persistencia.

  • Cosecha 2010

    • 75% Cabernet Sauvignon
    • 10% Carmenère
    • 10% Syrah
    • 5% Malbec

    La  primavera menos cálida produjo racimos menos compactos, reduciendo el potencial productivo. Fue necesario ralear de manera más controlada para lograr 7 a 8 ton/ha. Las escasas lluvias redundaron en un régimen hídrico deficitario en la viña, situación que logró regularizarse gracias al riego tecnificado. Se realizó una vendimia en óptimas condiciones con una semana de atraso respecto al año anterior. Un mes después del terremoto y a pesar de todas sus consecuencias, se logró una cosecha de calidad con zonificación multiespectral para homogenizar fechas de cosecha de acuerdo a la madurez fisiológica.

    Notas de cata (al momento de embotellar)

    El Grande Reserve 2010 es un vino de profundo color rojo rubí con tintes ladrillados. En nariz desfilan frutas como ciruelas, cerezas y moras maduras que se integran con notas a regaliz, pimienta negra, cacao, castañas y grafito. El resultado es un vino complejo, elegante y cautivador.

  • Cosecha 2009

    • 75% Cabernet Sauvignon
    • 10% Carmenère
    • 10% Syrah
    • 5% Malbec

    Desde la etapa de floración, la cosecha 2009 presentó condiciones climáticas favorables que condujeron a un nivel de producción óptimo hasta el momento de la cosecha. De hecho, la vendimia de Cabernet Sauvignon terminó el 8 de mayo y las primeras lluvias cayeron el 12 de mayo. Las bayas no recibieron golpes de sol ni sufrieron deshidratación durante su desarrollo. El color y la concentración de la uva destacaron en esta cosecha, mostrando una expresión frutal interesante al momento de la vendimia.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Vino de profundo color rojo rubí. En nariz destaca su compleja expresión frutal con reminiscencias de cerezas y moras maduras e higos a punto de madurar. Aparecen notas de cedro, tabaco, canela, pimienta blanca y chocolate amargo. Cuerpo amplio y consistente, de gran equilibrio.  Un vino para disfrutar a solas o entre amigos, en compañía de un buen libro o simplemente para disfrutar el placer de un buen vino.

  • Cosecha 2008

    • 75% Cabernet Sauvignon
    • 10% Carmenère
    • 10% Syrah
    • 5% Malbec

    En Colchagua esta cosecha fue especial, con escasas precipitaciones durante el invierno, una primavera fría que provocó un retraso de la brotación y un verano con altas temperaturas que produjo racimos más pequeños, concentrados, equilibrados y de buena acidez.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Profundo color rojo rubí. Nariz exuberante y de gran personalidad donde destacan notas de cerezas maduras, ciruelas, trufa, mora y regaliz. Surgen a continuación pimienta negra, laurel, clavo de olor y nuez moscada. La madera se integra en armonía, aportando a su complejidad con aromas de vainilla, chocolate, coco, grafito, tabaco, canela y moca. Buen cuerpo, equilibrada acidez, gran amplitud y final suave y elegante. Un vino para disfrutar desde ya o para guardar mientras evoluciona en botella.

  • Cosecha 2007

    • 75% Cabernet Sauvignon
    • 10% Carmenère
    • 10% Syrah
    • 5% Malbec

    El año climático 2007 en Chile fue bastante normal, con excepción de algunos días de temperaturas muy elevadas durante el verano que se controlaron adecuadamente gracias a un manejo adaptado del viñedo y del riego. Por su parte, las temperaturas más moderadas registradas al momento de la vendimia permitieron a la fruta alcanzar un excelente nivel de madurez.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Vino de brillante color rojo rubí, nariz muy expresiva y frutal cargada de cerezas negras y grosellas negras (Cabernet), fresas (Malbec), frambuesas (Syrah) y ciruelas con sutiles toques de hojas de laurel y pimienta negra (Carmenère). Por su parte, la crianza en barrica aporta notas de canela, vainilla, chocolate y tabaco. Paladar intenso y fresco, de textura cremosa. Agradable acidez, paladar redondo y atractivo final de frutas (frambuesas y cerezas dulces) y suaves notas licorosas. Vino cautivante, armonioso, delicado y muy agradable.

  • Cosecha 2006

    • 65% Cabernet Sauvignon
    • 20% Carmenère
    • 10% Syrah
    • 5% Malbec

    La cosecha 2006 fue un tanto tardía en Chile, a pesar del verano en extremo caluroso al que siguieron temperaturas frías durante la vendimia, lo que permitió una buena distribución de las actividades de cosecha y la obtención de grados óptimos de madurez, sin un aumento desmedido de los niveles de alcohol.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Vino de intenso color rojo rubí, gran luminosidad y matices anaranjados. La nariz es una verdadera explosión frutal: cerezas negras y grosellas negras (Cabernet), fresas (Malbec), frambuesas (Syrah), ciruelas, suave menta y pimienta negra (Carmenère). Sin llegar a opacar la fruta, la madera aporta deliciosos aromas a tabaco, canela y crème brûlée (vainilla, caramelo y chocolate). Paladar amplio,  untuoso y fresco. Gran intensidad y estructura. Final de intensas notas frutales de frambuesas y cerezas, acompañadas de un toque de anís y piel de nuez.

  • Cosecha 2005

    • 75% Cabernet Sauvignon
    • 15% Carmenère
    • 5% Syrah
    • 5% Malbec

    El año 2005 se vio marcado por temperaturas veraniegas muy elevadas que redundaron en un importante retraso de la maduración. El otoño soleado y agradablemente cálido permitió que la fruta alcanzara niveles óptimos de maduración y muy buena concentración.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Vino de intenso color rojo rubí. La nariz es una verdadera explosión frutal: cerezas negras y grosellas negras (Cabernet), fresas (Malbec), frambuesas (Syrah), ciruelas, suave menta y pimienta negra (Carmenère). Sin llegar a opacar la fruta, la madera aporta deliciosos aromas a tabaco, canela y crème brûlée (vainilla, caramelo y chocolate). Paladar amplio,  untuoso y fresco. Gran intensidad y estructura. Final de intensas notas frutales de frambuesas y cerezas, acompañadas de un toque de anís.

  • Cosecha 2004

    • 92% Cabernet Sauvignon
    • 5% Carmenère
    • 3% Syrah

    Buen año climático, de invierno moderadamente lluvioso y primavera ideal. A pesar de un verano bastante seco, las viñas crecieron en condiciones excelentes. Las altas temperaturas que predominaron en diciembre y hasta la vendimia favorecieron una concentración extraordinaria en las uvas. Cosecha de excelente calidad en Los Vascos.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Cosecha de excelente calidad en Los Vascos. Intenso color rojo rubí, casi negro, con reflejos ámbar. Nariz cargada de vainilla, canela, cedro y especias. Madera y fruta perfectamente integradas. Explosión de aromas a frutos negros muy maduros como mora, cereza y un leve toque de grosella negra. Paladar complejo, redondo y amplio, como un pastel de café. Taninos sabrosos y jugosos. Gran persistencia y final agradablemente condimentado de pimienta y regaliz. Complejo y armonioso.

  • Cosecha 2003

    • 100% Cabernet Sauvignon

    Un buen año climático. Un invierno lluvioso dio paso a una primavera de temperaturas agradables y cálidas que se extendieron a lo largo del verano y hasta marzo. El periodo de maduración se desarrolló en medio de condiciones climáticas muy favorables gracias a un verano seco.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    El Grande Reserve 2003 posee un color rojo rubí oscuro, con brillantes reflejos ámbar. Nariz de abundantes aromas de tabaco, vainilla, canela y especias. En boca, los frutos negros maduros evolucionan hacia una grata persistencia potenciados por taninos intensos.

  • Cosecha 2002

    • 100% Cabernet Sauvignon

    Un año totalmente inusual con chubascos hacia finales de marzo. Por fortuna, los daños sufridos fueron de poca relevancia y las vendimias se desarrollaron normalmente en el clima habitual del valle de Colchagua. Luego de lluvias primaverales, los meses estivales fueron calurosos. El crecimiento vegetativo se produjo en condiciones favorables para las uvas.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    El Grande Reserve 2002 posee un color rojo rubí profundo y brillante, con aromas de fresas silvestres y notas de chocolate y menta. Paladar suave y aterciopelado, con taninos potentes, bien tramados e integrados y notas de frutos rojos.

  • Cosecha 2001

    • 100% Cabernet Sauvignon

    Luego de una primavera excepcionalmente lluviosa, el ciclo vegetativo se desarrolló en las mejores condiciones posibles y las vendimias se realizaron en las fechas normales (del 28 de marzo al 17 de abril).

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Cosecha jugosa y de nariz aromática, con un suave y prolongado ataque licoroso marcado por taninos bien integrados. Final persistente de frutos rojos bien maduros.

  • Cosecha 2000

    • 100% Cabernet Sauvignon

    El año climático se caracterizó por un ciclo vegetativo muy extenso y una lluvia de 32 mm poco habitual en febrero. El retraso en la madurez trajo como consecuencia vendimias muy tardías de Cabernet Sauvignon a partir del 7 de abril, un verdadero récord desde hace más de 50 años (150 días entre la floración y la vendimia, contra 120 días, que es lo habitual). 

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Color rojo rubí brillante. Nariz intensamente afrutada, boca carnosa y untuosa y buen final prolongado, especiado y tánico.