Amancaya

Mendoza

Al igual que su antecesor, Amancaya presenta una sutil armonía entre la identidad argentina y el estilo bordelés. No obstante, se trata de un vino más afrutado como resultado de su mayor porcentaje de Malbec y de su guarda más breve. En alegoría a sus raíces andinas, este vino lleva el nombre de una hermosa flor que crece en las alturas de Los Andes: la amancaya

Amancaya Mendoza

Cosechas

  • Cosecha 2015

    • 85% Malbec
    • 15% Cabernet Sauvignon

    El inicio de la campaña fue más lluvioso que lo habitual, tuvo temperaturas promedio más bajas y registró una menor cantidad de días soleados.

    Valle de Uco: Durante octubre, las temperaturas bordearon los 0ºC, en tanto que en noviembre retornaron a los valores normales. El 1 de diciembre, el Valle de Uco se vio afectado por una helada muy poco habitual que tuvo una incidencia en el volumen de producción. Por su parte, las precipitaciones fueron más abundantes que lo normal y durante los meses de febrero y marzo, el volumen de lluvias fue muy superior al promedio histórico (+ 142 mm).

    Primera zona: Las condiciones observadas fueron muy similares a las que reinaron en el Valle de Uco, con precipitaciones importantes y un aumento de la humedad relativa. El inicio del verano trajo temperaturas moderadas muy agradables. Las intensas precipitaciones de los meses de febrero y marzo (189 mm por encima del promedio histórico) obligaron a realizar una evaluación en cada una de las parcelas a fin de determinar el manejo adecuado para cada viñedo y garantizar así la calidad de la fruta.

    En términos generales, los viñedos produjeron un 5% menos que la cosecha de 2014.

    NOTAS DE CATA (al momento del embotellado)

    Color rojo intenso.
    Marcados aromas de frutos rojos y negros, con notas de moka, especias y pimienta.
    Agradable equilibrio en boca, con complejas notas de frutas y especias en un todo muy armónico. Sus taninos elegantes y aterciopelados aportan versatilidad y cuerpo.

  • Cosecha 2014

    • 65% Malbec
    • 35% Cabernet Sauvignon

    En la primera zona, el ciclo de crecimiento se inició con una brotación tardía debido a las bajas temperaturas durante septiembre. Enero, se caracterizó por las altas temperaturas medias y sin lluvia, lo que provocó una reducción del tamaño de las bayas. Febrero fue la temporada de lluvias más alta de los últimos 12 años. En el Valle de Uco, la temporada mostró un patrón similar a la observada en la primera zona. Las condiciones climáticas durante marzo y la primera quincena de abril fueron muy buenas, pero aún más húmedo de lo habitual. A pesar de estas fluctuaciones climáticas en ambas zonas se obtuvo una gran cosecha en términos de calidad.

    NOTAS DE CATA (AL MOMENTO DEL EMBOTELLADO):

    Color granate profundo con tonos violáceos. En nariz se perciben aromas de frambuesas, seguido de notas de moka, café y especias.  En el paladar, la textura es equilibrada y agradable. Los taninos son refinados y elegantes, dando una estructura suave. Amancaya 2014 es un notable vino de carácter excepcional que puede ser bebido ahora, o bien guardarse para revelar más de su espíritu.

  • Cosecha 2013

    • 65% Malbec
    • 35% Cabernet Sauvignon

    Valle de Uco: Las condiciones climáticas en la región fueron normales a secas, registrándose un déficit pluviométrico de 38 mm respecto de un año normal (255 mm vs 293 mm). Las precipitaciones durante el invierno y la primavera fueron más abundantes que lo habitual, situación que varió hacia un final de temporada marcadamente seco, con total ausencia de lluvias durante los meses de febrero y marzo. Las temperaturas se mantuvieron en un rango normal. Todo ello ayudó a obtener una cosecha de Malbec sobresaliente, con una brotación y una cuaja excepcionales.

    Primera Zona: En Agrelo y Las Compuertas la cosecha de Malbec demostró una calidad extraordinaria. Las precipitaciones se mantuvieron en un rango promedio. Diciembre y febrero fueron meses secos con ausencia casi total de lluvias. En enero, en cambio, el agua caída alcanzó los 87mm. Las cálidas temperaturas primaverales sufrieron una baja en enero, para luego recuperarse en febrero. La oscilación térmica, similar a la de 2012, permitió obtener uvas de gran concentración e intensa coloración. Las labores de cosecha fueron muy exigentes en el caso del Cabernet Sauvignon, ya que este año se decidió establecer una selección especial parcela por parcela a fin de comprender el potencial natural de las pequeñas parcelas de viñedo.

    NOTAS DE CATA (AL MOMENTO DEL EMBOTELLADO)

    Profunda capa de tonos rubí y violeta.
    En nariz destacan aromas de clavo de olor, pimienta blanca y frambuesa. El agradable final de chocolate y tabaco destaca por su interesante acidez.
    De paladar suave, con taninos aterciopelados y un prolongado final. Al descorchar la botella emerge una multiplicidad de refinados sabores enlazados por una persistente acidez.
    Un vino equilibrado y de carácter definido listo para beber desde ya, pero que ciertamente ganará en expresión con el pasar del tiempo.

  • Cosecha 2012

    • 65% Malbec
    • 35% Cabernet Sauvignon

    El inicio del ciclo vegetativo 2011 se caracterizó por tener temperaturas medias promedio de 20°C y escasas precipitaciones, lo que se tradujo en un excelente estado sanitario en esta etapa del ciclo. Durante el último mes del año, se registraron lluvias por encima de la media mensual produciendo un  retraso de algunos días  en el envero. A partir de Enero de 2012 las temperaturas diurnas estuvieron en valores normales para la media de la época, los registros nocturnos obtenidos estuvieron por debajo de la media histórica, marcando óptimas amplitudes térmicas, que en ocasiones  llegaban a 15°C, lo que se tradujo en alto contenido de azúcar, balanceado con una correcta acidez.
    Al final del ciclo se produjeron precipitaciones por debajo de las medias históricas y temperaturas medias en valores normales para la época, por lo cual la maduración se desarrolló completamente, obteniendo uvas muy concentradas con colores intensos, muy estables a lo largo de la vinificación y crianza.

    NOTAS DE CATA (AL MOMENTO DEL EMBOTELLADO):

    De profundo color púrpura. En nariz se aprecian los aromas de frutos rojos y negros, también las grosellas y ciruelas que  se unen a las  notas  de  vainilla,  especias  y mocha provenientes de su paso por barrica. En boca presenta taninos  finos  y  suaves, y un largo final con notas de vainilla y  chocolate, con un toque de menta y cedro. Este es un vino intenso que puede ser bebido ahora, pero revelará más de su carácter dentro de tres- cinco años. .

  • Cosecha 2011

    • 70% Malbec
    • 30% Cabernet Sauvignon

    La primavera templada y seca favoreció la brotación. A comienzos de noviembre una fuerte e inusual helada tardía ocasionó daños en algunos viñedos de la región. Diciembre y enero fueron meses cálidos y normales con pocas lluvias y febrero se inició con condiciones de clima muy seco. Al comenzar marzo llegaron las lluvias que apaciguaron las temperaturas y la sequía. A partir de este momento y hasta la cosecha en abril las temperaturas se mantuvieron fresca y con escasas precipitaciones, lo que facilitó la maduración de las uvas, las que alcanzaron gran intensidad aromática y buen equilibrio de acidez, madurez tánica y azúcares.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Profundo color púrpura. En nariz se aprecian aromas de frutos rojos y negros, así como grosellas y ciruelas, algo de menta y cedro. Complementan el bouquet notas de vainilla, especias y moca provenientes del roble francés. Boca de textura tánica agradable y bien equilibrada, con taninos finos y suaves. Agradable sensación de dulce. Vino profundo, aromático y de fruta atractiva que se puede beber ahora o, mejor aun, en los próximos tres a cinco años.

  • Cosecha 2010

    • 65 % Malbec
    • 35% Cabernet Sauvignon

    La temporada 2010 se presentó fresca en general, sin mayores accidentes climáticos en nuestros viñedos. El ciclo se inició con una primavera fresca y sin heladas que permitió una buena floración y cuaja. El verano cálido y estable facilitó un envero en las fechas normales. A partir del envero y hasta la cosecha las temperaturas se mantuvieron frescas y estables, con condiciones mayormente secas. El tiempo fresco y seco fue muy favorable para la maduración del Cabernet Sauvignon y para desarrollo de las de frutas frescas, notas florales e intenso color púrpura característicos del Malbec.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Profundo color púrpura. En nariz se aprecian aromas de frutos rojos y negros, así como grosellas y ciruelas, algo de menta y cedro. Complementan el bouquet notas de vainilla, especias y moca provenientes del roble francés. Boca de textura tánica agradable y bien equilibrada, con taninos finos y suaves. Agradable sensación de dulce. Vino profundo, aromático y de fruta atractiva que se puede beber ahora o, mejor aun, en los próximos tres a cinco años.

  • Cosecha 2009

    • 70 % Malbec
    • 30% Cabernet Sauvignon

    Las condiciones de la temporada 2009 fueron excelentes, sin accidentes climáticos y con una primavera fresca y prolongada. Después del envero y hasta fines de abril, el clima se presentó estable, seco y con temperaturas moderadamente cálidas y constantes. La cosecha se desarrolló sin inconvenientes, lográndose óptimas condiciones para la maduración tanto del Malbec como del Cabernet.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Profundo color púrpura. En nariz se aprecian aromas de frutos rojos y negros, así como grosellas y ciruelas, algo de menta y cedro. Complementan el bouquet notas de vainilla, especias y moca provenientes del roble francés. Boca de textura tánica agradable y bien equilibrada, con taninos finos y suaves. Agradable sensación de dulce. Vino profundo, aromático y de fruta atractiva que se puede beber ahora o, mejor aun, en los próximos tres a cinco años.

  • Cosecha 2008

    • 50% Malbec
    • 50% Cabernet Sauvignon

    La temporada 2008 se presentó con frío y lluvias desde febrero hasta finales de marzo. Afortunadamente, el buen manejo de las viñas de Malbec permitió realizar vendimias sanas y de una madurez muy lograda. El Cabernet Sauvignon de las parcelas más frías sufrió ligeramente con las heladas tempranas, lo que explica la desclasificación de una parte del Cabernet Sauvignon.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Color rojo púrpura profundo. Nariz muy afrutada con agradables aromas de cereza roja y negra, de grosellas negras y ciruela. Toques de vainilla y de cedro. Boca de taninos suaves, redondos y bien equilibrados. Notas de vainilla y de chocolate provenientes del roble francés.

  • Cosecha 2007

    • 50% Malbec
    • 50% Cabernet Sauvignon

    El 2007 estuvo marcado por condiciones meteorológicas excelentes en verano y primavera. El viento, muy presente en primavera, ayudó a moldear la calidad de las uvas. Cayeron algunas lluvias antes de la vendimia, sin embargo, un buen manejo del viñedo permitió que la cosecha se realizara en muy buenas condiciones sanitarias y con fruta muy madura.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Color rojo púrpura oscuro. Nariz muy afrutada, con agradables aromas a cereza roja y negra, ciruela y un toque de menta y cedro. Boca de taninos suaves y redondos, con notas a vainilla y chocolate. Para disfrutar ahora mismo o bien en el futuro.

  • Cosecha 2006

    • 50% Malbec
    • 50% Cabernet Sauvignon

    El año estuvo marcado por condiciones meteorológicas excelentes tanto en primavera como en verano. Los vientos de la primavera tuvieron un impacto muy positivo en la calidad de las uvas. El granizo caído en diciembre disminuyó levemente los rendimientos del Malbec.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Color rojo púrpura oscuro. Nariz muy afrutada, con agradables aromas a cereza roja y negra, ciruela y un toque de menta y cedro. Boca de taninos suaves, redondos y amplios. Notas a vainilla y tabaco provenientes del roble francés.

  • Cosecha 2005

    • 55 % Malbec
    • 45% Cabernet Sauvignon

    Condiciones meteorológicas muy inusuales hacia el final de la primavera. A comienzos de diciembre, la helada causó estragos en gran parte de las mejores vides. Por su parte, las tormentas de agosto también perjudicaron las viñas de las altas mesetas que bordean el río Mendoza. El fin de la temporada fue seco y fresco.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Color rojo púrpura oscuro. Intensa fruta, con aromas a cerezas maduras y frambuesas silvestres. Notas de grosellas negras sobre un fondo de vainilla y moca. El paladar muestra una concentración armoniosa de agradable frescura. Buen equilibrio de taninos agradables y de gran calidad.

  • Cosecha 2004

    • 55 % Malbec
    • 45% Cabernet Sauvignon

    Tanto la primavera como el verano trajeron condiciones meteorológicas excelentes. El final del verano fue seco y muy caluroso, con un fuerte viento proveniente de los Andes llamado ‘Sonda’ que interrumpió el proceso de maduración en ciertas parcelas de Cabernet Sauvignon localizadas a media altitud. Los Malbec y los Cabernet Sauvignon ubicados a mayor altura no se vieron afectados.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Hermoso color rojo púrpura con destellos brillantes. Nariz muy aromática cargada de frutos rojos, cerezas y frambuesas silvestres. En boca presenta notas de vainilla ahumada provenientes de su paso por roble, una concentración armoniosa de agradable frescura y buen equilibrio de taninos muy suaves y prolongados.

  • Cosecha 2003

    • 50% Cabernet Sauvignon
    • 50 % Malbec

    Una primavera un tanto fría afectó la floración, lo que menguó los rendimientos. Entre la floración y las cosechas, el verano se presentó seco, con presencia de tormentas conforme se acercaba el otoño. Finalmente, la cosecha 2003 produjo notables Malbec y Cabernet Sauvignon clásicos aunque de poca concentración.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    De presencia explosiva, nariz muy afrutada con evidente presencia de frutos rojos y notas especiadas y toques de vainilla. Gran concentración, boca carnosa y notas amaderadas bien integradas con la fruta. Taninos muy dulces y de grata persistencia.