1987 - Jean Larivière

En los años 1980-89, Jean Larivière ya era un fotógrafo conocido por su fotografía publicitaria – una verdadera obra de arte – para Louis Vuitton. Preferido por revistas elitistas como l’Égoïste, se dedica al “magnífico elegante”. Gran talento joven – nació en 1940 – marca el paso y traduce la ansiada alternancia entre las generaciones de fotógrafos que participan del proceso encargado por el Barón Éric y Daniel Vignat. Su foto en la terraza del Château simboliza la historia y la permanencia más allá de las generaciones (el cuadro a los pies del árbol es un retrato de la Baronesa Charlotte, hija del Barón James de Rothschild, realizado por Harry Sheffer).