Conocimientos de excelencia

Domaines Barons de Rothschild (Lafite) ha enmarcado su desarrollo en la excelencia de los profesionales de los viñedos y del vino. El Château Lafite Rothschild, adquirido por la familia Rothschild en 1868, constituye no solo la columna vertebral del grupo DBR (Lafite), sino también la fuente de inspiración de las prácticas vitícolas de las diferentes propiedades. De esta forma, el savoir-faire y la tradición que se han transferido de generación en generación en la familia Rothschild están presentes en todas las propiedades y persiguen el objetivo común de producir vinos de gran calidad, elegancia y prestancia que capturan el “Espíritu Lafite”.

El “Espíritu Lafite” se nutre de la riqueza de un pasado y de una tradición que nacen de las raíces de la tierra bordelesa, de la transmisión de conocimientos ancestrales de hombres y mujeres y de la excelencia y la sofisticación de los vinos que ese legado ayuda a producir. Asimismo, refleja el espíritu pionero que ha llevado al Grupo a abrirse al mundo y echar raíces en nuevos terroirs fuera de Francia para producir vinos de calidad.

Desde 1972, el Barón Eric de Rothschild ha impulsado la búsqueda continua de la excelencia desde los viñedos hasta las bodegas de Château Lafite Rothschild y alentado el crecimiento del grupo a través de la adquisición de nuevas propiedades en Francia y en el extranjero.

A partir de 1962, el Grupo ha crecido en torno a Château Lafite Rothschild gracias a las incorporaciones sucesivas de Château Duhart-Milon (4ème Grand Cru Classé de Pauillac), Château Rieussec (1er Grand Cru Classé de Sauternes) y Château L’Évangile (Pomerol).  Luego se ha extendido más allá de la región bordelesa:  Viña Los Vascos (Chile, 1988), Domaine d’Aussières (Languedoc, 1999), Bodegas Caro (Argentina, 1999) y China a partir de 2008 con el desarrollo de un viñedo en la región de Penglai.

En 1995 Domaines Barons de Rothschild (Lafite) comenzó a elaborar una gama de vinos de denominación Bordeaux bajo las marcas Légende y Saga.

Asimismo, distribuye los vinos de Château Paradis Casseuil y Château Peyre-Lebade (Bordeaux).

Jean-Guillaume Prats y Saskia de Rothschild

Ya en la sexta generación de la familia, Château Lafite y Domaines Barons de Rothschild (Lafite) son liderados actualmente por Saskia de Rothschild, hija del Barón Eric,

con el apoyo de Jean-Guillaume Prats, President and CEO, quien desde 2018 se encarga de las operaciones del grupo en Francia y a nivel internacional.

Con un total de 1.200 hectáreas de viñedos propios, Domaines Barons de Rothschild (Lafite) cuenta con una red de más de 80 distribuidores en todo el mundo.