Légende Saint-Emilion

Elaborado por Domaines Barons de Rothschild (Lafite), Légende Saint-Emilion nace de la mezcla armoniosa de Merlot y Cabernet Franc.
Es un vino elegante, con aromas a frutas y tostado, boca redonda y equilibrada. Un fiel representante de esta prestigiosa denominación.

Légende Saint-Emilion

Cosechas

  • Cosecha 2015

    • 85 % Merlot
    • 15% Cabernet Franc

    La cosecha 2015 se caracterizó por una brotación más bien tardía y una floración rápida y homogénea que se desarrolló en condiciones muy favorables (escasas precipitaciones y temperaturas superiores al promedio). El mes de julio se destacó por sus elevadas temperaturas, incluido un periodo de intenso calor registrado entre el 30 de junio y el 6 de julio, y por su baja pluviometría (al igual que en 2010, el total de precipitaciones fue de 20 mm). En cambio, el mes de agosto fue bastante lluvioso (90 mm en promedio) respecto de la norma registrada en los quince años anteriores. La pinta, a fines de julio y principios de agosto, fue rápida y homogénea. Para Burdeos, la cosecha 2015 fue muy satisfactoria y estuvo marcada por una cierta heterogeneidad producto de las precipitaciones desiguales de los meses de agosto y septiembre.

    NOTAS DE CATA (al momento del embotellado)

    Color: rojo rubí de intensidad media.
    Nariz: intensa y compleja, con aromas de cera de abejas, maderas exóticas y cacao en polvo.
    Boca: equilibrada y seductora, de estructura media, taninos delicados y elegantes y largo final aromático.

  • Cosecha 2014

    • 85 % Merlot
    • 15% Cabernet Franc

    el invierno de 2014 fue frío, lluvioso y se caracterizó por la ausencia de días soleados y por sus bajas temperaturas, sin embargo, entre comienzos de septiembre y hasta fines de octubre reinaron condiciones excepcionales en toda la región, lo que salvó la cosecha. Este hermoso verano indio permitió que los viñedos alcanzaran un grado óptimo de madurez y que las bayas lograran un equilibrio entre azúcar, acidez y fenoles digno de los grandes millésimes. Finalmente, las excelentes condiciones que se registraron hacia el final del verano permitieron que los Cabernet Sauvignon y los Cabernet Franc produjeran fruta de calidad superior.

    NOTAS DE CATA (al momento de embotellado):

    Color: rojo rubí de intensidad media.
    Nariz: delicada y aromática, donde se combinan aromas de cuero, especias suaves y notas de vainilla de su paso por madera.
    Boca: ataque redondo y carnoso. Paladar agradable, taninos redondos y afables y fresco final.

  • Cosecha 2013

    • 95% Merlot
    • 5% Cabernet Franc

    El millésime 2013 en Saint-Emilion se caracterizó por condiciones climáticas muy complejas: una primavera lluviosa que tuvo como consecuencia problemas de cuaja y corrimiento, dos tormentas de granizo consecutivas (26 de julio y 2 de agosto) que causaron daños de cierta importancia en el viñedo, un envero más bien tardío a partir del 10 de agosto y posteriormente una alternancia de lluvias y días soleados que se prolongó hasta la vendimia. Por todas esas razones, el 2013 quedará registrado en los anales como uno de los millésimes más difíciles en 30 años, con una caída de la producción del orden del 30%, es decir, el menor rendimiento global desde las heladas de 1991. No obstante, el trabajo minucioso realizado en la viña y los estrictos criterios de selección de la fruta llevaron a buen fin y los Saint-Emilion 2013 son vinos que sorprenden por su carácter amable y su cuerpo delicado y crujiente.

    NOTAS DE CATA (al momento del embotellado)

    Color: Rojo rubí de intensidad media.
    Nariz: expresiva y muy agradable, donde resaltan aromas de frutos rojos como grosella negra y frambuesa y discretas notas tostadas.
    Boca: ataque franco y afrutado, taninos suaves, final fresco y aromático (de fruta fresca). Un vino fácil de beber, hecho para disfrutar hasta la última gota.