Château Rieussec

1er Cru Classé, Sauternes

Desde hace varias generaciones, el vino del Château Rieussec se alza como uno de los principales referentes de la denominación Sauternes. Clasificado como “1er Grand Cru” en 1855, combina sutilmente las cepas Semillón, Sauvignon y Muscadelle.

Château Rieussec 1er Cru Classé, Sauternes

Cosechas

  • Cosecha 2014

    • Sémillon 93%
    • Sauvignon 5%
    • Muscadelle 2%

    Un invierno bastante templado llevó a una brotación temprana y una floración homogénea, esta última en la primera semana de junio como resultado de un aumento de las temperaturas.

    Como es habitual, las condiciones climáticas fueron la preocupación principal de los viticultores y nuestros equipos trabajaron arduamente todo el año para garantizar la perfecta maduración y la salud de las uvas. La pinta se produjo en dos periodos distintos, primero a fines de julio y después del 15 de agosto, lo que redundó en diferencias de madurez en los racimos de una misma planta.

    NOTAS DE CATA (al momento del embotellado)

    Hermoso color amarillo brillante con los clásicos reflejos verdes de un vino joven.
    Aromas delicados de flores silvestres, acompañadas de notas de fruta confitada, cítricos y melón, muy bien integradas con toques provenientes de su guarda en barrica.
    El ataque en boca es discreto pero pronto adquiere una agradable amplitud. Atractiva acidez y excelente equilibrio entre frescura y cuerpo. En boca se aprecian notas cítricas, donde sobre todo de naranja. Final largo y fresco, marcado por notas clásicas de damascos confitados. Puede beberse joven, aun cuando es un vino que tiene un excelente potencial de guarda.

  • Cosecha 2013

    • 96% Sauvignon
    • 4% Semillón

    Un invierno muy húmedo y frío provocó gran retraso en todos los procesos vitícolas. La brotación fue tardía y durante la floración –que se produjo 3 semanas más tarde que la fecha habitual en los últimos 50 años– reinó un clima caprichoso que tuvo como consecuencia problemas de cuaja y corrimiento que auguraron una cosecha menos abundante que lo normal.

    Luego, a fines de junio, el clima experimentó un cambio drástico que impuso el verano sin contemplaciones, con elevadas temperaturas, pero con una fuerte tendencia a las tormentas estivales.

    Durante la vendimia, las condiciones climáticas hicieron temblar a los viticultores que debieron hacer frente a una complicada combinación de sol y lluvia que desaceleró el proceso de maduración, dificultó el manejo de los viñedos y terminó por provocar un desarrollo explosivo de botritis a fines de septiembre. Afortunadamente, los equipos de selección realizaron una labor de lujo, a pesar de la dificultad de la cosecha, periodo que se prolongó hasta fines de octubre, con un buen nivel de botritis.

    NOTAS DE CATA (AL MOMENTO DEL EMBOTELLADO)

    Hermoso color que aún no alcanza todo su esplendor. Deliciosos aromas de flores de acacia con un suave fondo de madera.
    Boca amplia, con la untuosidad característica de los vinos licorosos, que se prolonga hasta un final marcado por frescas notas de fruta confitada muy bien integradas.
    Un vino de gran altura que deja una sensación muy floral, ideal para acompañar un sorbete de frutas exóticas, langosta a la parilla o sencillamente para disfrutar entre amigos a la hora del aperitivo.

  • Cosecha 2011

    • 95% Semillón
    • 2% Sauvignon
    • 3% Muscadelle

    El inicio del año vitícola planteó diversas dificultades de manejo puesto que las lluvias fueron relativamente escasas entre enero y marzo y el mes de abril registró un marcado déficit de precipitaciones. El rocío matinal, un bajo nivel de humedad y temperaturas elevadas se combinaron para producir condiciones favorables para el desarrollo del oídio (enfermedad criptogámica), lo que exigió toda la atención de nuestro equipo de viticultores.
    Los meses de agosto y septiembre presentaron niveles irregulares de humedad, es decir, condiciones propicias para el desarrollo de botritis. A ellos siguió un hermoso verano indio que permitió esperar el momento óptimo para las vendimias, que se extendieron hasta el 2 de noviembre (en 7 pasadas).

    Notas de cata (al momento del embotellado):

    Color: hermoso color dorado, desde ya intenso. Nariz: delicadas notas de madera seguidas de madreselva y flor de acacia.
    Boca: ataque amplio y generoso donde se combinan notas de licor y frescor. La fruta es discreta, sin embargo el equilibrio es perfecto. Largo y persistente final con un leve toque amargo que acentúa los aromas.

  • Cosecha 2010

    • 92% Semillón
    • 5% Sauvignon
    • 3% Muscadelle

    El ciclo vitícola se inició en medio de condiciones complejas para el manejo del viñedo, las cuales se prolongaron hasta mediados de junio a raíz de las abundantes precipitaciones que afectaron la floración y provocaron algunos problemas de cuaja y corrimiento. Posteriormente, los meses de julio, agosto y septiembre registraron escasez de lluvias (con un promedio de tan solo 20 mm), altas temperaturas durante el día y noches frescas. Se dieron así condiciones ideales para que el proceso de maduración de las uvas se desarrollara lentamente hasta alcanzar su punto óptimo. La escasez de precipitaciones tuvo como consecuencia un menor tamaño de las bayas, lo que a su vez generó un menor volumen de cosecha.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    El proceso de embotellado se inició en los últimos días de marzo de 2013. Color intenso. Nariz muy floral y vivaz, con suaves toques de madera bien integrados. Boca fresca, elegante y compleja. Largo y expresivo final, ligeramente especiado y con leves notas de frutos exóticos.

  • Cosecha 2009

    • 84% Semillón
    • 12% Sauvignon Blanc
    • 4% Muscadelle

    El inicio del año vitícola planteó diversas dificultades de manejo, obligando a nuestros técnicos a mantener una estricta vigilancia para proteger los viñedos. El buen tiempo se instaló por fin en junio pero trajo consigo un déficit hídrico que se vio interrumpido en julio, agosto y septiembre por ocasionales y muy necesarias lluvias, elevadas temperaturas diurnas y noches frescas que favorecieron la pausada maduración de las uvas.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Fue necesaria una prolongada guarda en barricas para apaciguar el carácter impetuoso de esta mezcla. A las notas cítricas y de fruta fresca se suman toques de damascos confitados y almendras frescas. En boca se conjuga un largo final con el frescor y vivacidad de las frutas. Marcada presencia de miel y de flores de acacia.

  • Cosecha 2008

    • 86% Semillón
    • 12% Sauvignon
    • 2% Muscadelle

    Las heladas invernales que tanto favorecen el descanso de las parras fueron seguidas por otras primaverales que resultaron nefastas para los tiernos brotes, incidiendo directamente en la cantidad de uva producida. La temporada vitícola se presentó difícil pues alternó episodios de lluvia con días soleados. No obstante, los primeros días de septiembre trajeron consigo la tan ansiada estabilidad.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Un vino generoso, graso  y marcadamente licoroso con un final de notas afrutadas y ligeras como el aire. Los aromas aún discretos dejan entrever su paso por la madera.

  • Cosecha 2007

    • 87% Semillón
    • 8,5% Sauvignon
    • 4,5% Muscadelle

    Un invierno frío y lluvioso, una brotación precoz y temperaturas primaverales muy agradables favorecieron el desarrollo de los viñedos. El verano templado y sin calores exagerados se prolongó hasta fines de agosto, manteniéndose el buen tiempo a comienzos de septiembre, lo que favoreció una apropiada maduración de las uvas.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Color dorado muy brillante. Nariz muy confitada, con deliciosas notas de higos y damascos. Boca amplia y untuosa, con intensas notas de frutos confitados y gran persistencia.

  • Cosecha 2006

    • 94% Semillón
    • 3% Sauvignon
    • 3% Muscadelle

    La temporada otoño/invierno 2005-2006 estuvo marcada por un fuerte déficit de precipitaciones, el cual se vio compensado por las abundantes lluvias de marzo. El buen tiempo se instaló a partir de abril para luego refrescar en agosto. El sol volvió a aparecer a comienzos de septiembre, llevando a las uvas hacia la madurez.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Hermoso color dorado pálido con reflejos anaranjados. Nariz concentrada y con una atractiva mezcla de flores (madreselva y acacia) y frutos confitados. Paladar discreto en un comienzo que luego se intensifica con notas de miel y un prolongado final cargado de frutas y toques de frescura.

  • Cosecha 2005

    • 90% Semillón
    • 8% Sauvignon
    • 2% Muscadelle

    2005 fue un año de sequía, con solo 127 mm de lluvia durante el invierno. Luego de un mes de abril levemente lluvioso, la sequía regresó a fines de mayo. En un principio el verano se presentó con temperaturas elevadas, las cuales descendieron en agosto y septiembre, permitiendo una maduración pausada y un agradable equilibrio entre intensidad y frescura.  

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Hermoso color dorado intenso. Nariz fresca que deja escapar notas de mermelada y frutos confitados (damascos, higos); paladar redondo y suave que confirma las notas confitadas seguido de un prolongado final.

  • Cosecha 2004

    • 89% Semillón
    • 9,5% Sauvignon
    • 1,5% Muscadelle

    La cosecha 2004 fue testigo de frecuentes tormentas que se prolongaron hasta julio, mes en que se registraron 3 fuertes granizadas, de las cuales la más violenta se dejó caer el día 21. Las precipitaciones estuvieron dentro del rango normal para la región bordelesa y las temperaturas veraniegas se mantuvieron más bien moderadas.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Intenso color amarillo oro. Nariz discreta que se llena de abundantes aromas al agitar la copa. Frescas notas de pera y piña que vuelven a aparecer en el paladar. Ataque vivaz y fresco seguido de un prolongado final.

  • Cosecha 2003

    • 91% Semillón
    • 6% Sauvignon
    • 3% Muscadelle

    Las escasas precipitaciones y sobre todo el intenso calor registrado a partir de la primera quincena de agosto hicieron de esta una temporada excepcionalmente precoz.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Cosecha de gran fuerza, concentración e intensidad. Las primeras catas revelan una nariz expresiva cargada de frutas y especias. Paladar graso y delicado. El correcto equilibrio entre azúcar y acidez hace prever un vino de gran potencial de guarda. Antes del embotellado, estas características se mantienen inalteradas. Fuerza excepcional, notas de vainilla y una persistencia realmente increíble.

  • Cosecha 2002

    • 85% Semillón
    • 8% Sauvignon
    • 7% Muscadelle

    Un año en que las condiciones climáticas de comienzos de temporada se tornaron excelentes conforme se acercaba la madurez. Afortunadamente, un verano más fresco que lo normal fue sucedido por un mes de septiembre magnífico y favorable al buen desarrollo de la botritis: sequedad, calor y sol durante el día y noches frescas. Las primeras uvas con pudrición noble se cosecharon a partir del 12 de septiembre, en tanto que las primeras selecciones en mesa se realizaron hasta el 2 de octubre bajo condiciones ideales. La selección de racimos se retomó a partir del 15 de octubre, con buen tiempo y una verdadera “explosión” de botritis que produjo jugos muy ricos, concentrados y afrutados en el caso de los Sauvignon y los Muscadelle. Las últimas uvas se cosecharon el 5 de noviembre.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    En nariz se percibe mucha frescura, con notas cítricas de pomelo. En boca, el vino se mantiene en un registro muy fresco. Su intensidad, menos marcada que 1999, 2000 y 2001, hace de esta una cosecha muy ‘etérea’ y de gran prestancia. La combinación de uvas pasas escogidas durante la primera selección y la botritis de fines de cosecha produjeron el efecto tan esperado, el cual se convertirá en la característica principal de esta añada.

  • Cosecha 2001

    • 96,5% Semillón
    • 3,5% Sauvignon Blanc

    Las condiciones climáticas estuvieron normales, sin ningún indicio del éxito que estaba por venir. Las vendimias comenzaron a mediados de septiembre, con una selección preliminar de racimos. Y entonces se presentó el escenario perfecto: una ligera lluvia muy bienvenida el fin de semana del 22 y 23 de septiembre y luego la botritis que invadió las uvas, provocando una concentración rápida y homogénea propiciada por altas temperaturas y fuertes brisas. En solo tres días, el viñedo pasó del amarillo oro al violeta característico de la botritis. Ayudada por viento del este, la botritis hace que las uvas se encojan, se arruguen y contraigan, concentrando todo su jugo. La cosecha se realizó de forma muy rápida y, en ciertas parcelas, en una sola pasada, algo  jamás visto en Rieussec.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Las primeras catas revelan un vino de nariz potente dominada por notas de damasco y melón confitado. En boca, el ataque es delicado y fino. A continuación, el vino desarrolla gran amplitud, con una presencia realmente impresionante. El equilibrio entre acidez y licor es tan perfecto que el azúcar desaparece por completo: esta sensación es muy inusual, dándose únicamente en algunos Sauternes excepcionales.

  • Cosecha 2000

    • 65% Semillón
    • 24% Sauvignon Blanc
    • 11% Muscadelle

    Minúscula cosecha de calidad. En efecto, las excelentes condiciones imperantes durante la primera parte de la vendimia – botritis desarrollada en uvas muy maduras – fueron lamentablemente seguidas de abundantes lluvias durante el resto de la cosecha, lo que no produjo vinos de calidad. A fin de cuentas, solo se conservó la primera selección, haciendo de esta cosecha la menos abundante desde 1993 (año en que no se produjo gran vino debido a la falta de uvas de calidad).

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Color oro muy profundo e intenso. Nariz compleja y equilibrada, con atractivos aromas a confitura. En boca se confirma la misma intensidad, resultando un magnífico vino de gran concentración y equilibrio.

  • Cosecha 1999

    • 95% Semillón
    • 4% Sauvignon Blanc
    • 1% Muscadelle

    Año precoz que obligó a los equipos a mantener un ritmo acelerado durante todo el periodo de crecimiento. Los riesgos de enfermedades estuvieron siempre presentes debido a la alternancia de fuertes calores y alta humedad ambiental. La vendimia de las primeras uvas licorosas comenzó el 31 de agosto, con una muy buena concentración. Luego se retomaron las selecciones de racimos entre el 4 y el 15 de octubre. Las magníficas concentraciones obligaron a cosechar muy deprisa. 

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Como resultado se obtuvo un vino de color oro rojizo, nariz muy compleja y boca licorosa, muy concentrada y potente.

  • Cosecha 1998

    • 94% Semillón
    • 3,5% Sauvignon Blanc
    • 2,5% Muscadelle

    Año normal, con un invierno húmedo y bastante suave, una primavera húmeda y fresca, y un verano seco y extremadamente caluroso. El calor de agosto favoreció el desarrollo de uvas de gran intensidad con hollejos gruesos y resistentes. El avance de la botritis permitió iniciar la vendimia el 22 de septiembre con una concentración extraordinaria para esta primera selección.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Color amarillo pajizo, nariz de gran complejidad aromática rica en frutos confitados y miel. Paladar amplio y equilibrado, con un final muy elegante.

  • Cosecha 1997

    • 95% Semillón
    • 4% Muscadelle
    • < 1% Sauvignon

    Nuevamente una cosecha que dista mucho de los esquemas tradicionales. El clima tropical de la segunda quincena de agosto favoreció el rápido avance de la pudrición noble, por lo que se dio inicio a la vendimia de licorosos el 27 de agosto, hecho inédito en la historia de Sauternes. Las selecciones de licorosos se extendieron hasta el 3 de noviembre, con ausencia casi total de lluvias. Fueron vendimias prolongadas y difíciles, pues hubo que limpiar cada planta de manera cuidadosa.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Como resultado se obtuvo un hermoso vino untuoso, de buena acidez, magnífica concentración y diversidad aromática. Pleno, potente y con un potencial de guarda prolongado.

  • Cosecha 1996

    • 93% Semillón
    • 7% Sauvignon

    Al acercarse la época de las vendimias, las condiciones en Sauternes se tornaron ideales; septiembre se presentó muy seco, casi al borde de la sequía. La alternancia con mañanas brumosas permitió el desarrollo de una botritis de gran calidad. Los mostos exhibieron un gran cuerpo, perfectamente sano y alineado.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Un vino de gran estructura, pureza frutal y gran potencial de guarda. Nariz abierta y expresiva. En boca, la elegancia se combina con un equilibrio redondo y un final cerrado y untuoso.