Carmes de Rieussec

Sauternes

El Second Vin del Château Rieussec se selecciona a partir de las mismas variedades que el Grand Vin. La característica principal y más recurrente del Second Vin es su compleja gama de aromas donde la base cítrica es la actriz principal. En el siglo XVIII, el Domaine de Rieussec pertenecía a los monjes de Carmes de Langon. Es en honor a estos religiosos carmelitas que este vino lleva su nombre.

Carmes de Rieussec Sauternes

Cosechas

  • Cosecha 2015

    • Sémillon 87%
    • Sauvignon 7%
    • Muscadelle 6%

    El invierno 2014-2015 comenzó con temperaturas templadas y ausencia de precipitaciones. Sin embargo, como es habitual, el frío mes de febrero frenó el ciclo vegetativo e incluso provocó un retraso en el proceso de brotación.

    Si bien las altas temperaturas y la ausencia de lluvias de la primavera fueron en cierta medida favorables, el déficit de precipitaciones generó inquietud. No obstante, las lluvias llegaron a comienzos de junio y permitieron que la floración se desarrollara sin contratiempos. Las altas temperaturas estivales se mantuvieron hasta mediados de agosto.

    NOTAS DE CATA (al momento del embotellado)

    Nariz de expresivos aromas de frutos blancos confitados que luego se transforman en notas de naranja con un dejo levemente amargo.
    El ataque es sutil, pero a medida que adquiere complejidad aparecen frescas notas de piña. El paladar es amplio, con notas de madera muy bien integradas. Final de boca equilibrado, largo y persistente.

  • Cosecha 2014

    • 91% Semillón
    • 5% Sauvignon
    • 4% Muscadelle

    Las intensas precipitaciones registradas en el periodo de noviembre a febrero aumentaron los niveles de las napas freáticas –que ya eran bastante elevados puesto que 2012 y 2013 fueron años lluviosos–, con lo cual los volúmenes igualaron o incluso superaron los promedios anuales. Las temperaturas se mantuvieron por encima de las habituales y los viñedos se beneficiaron de un invierno de condiciones ideales, es decir, días soleados, frío seco, inexistencia de heladas y ¡ausencia total de viento durante 15 días! Definitivamente, la naturaleza es la que manda.

    La brotación fue temprana y la floración homogénea; esta última en la primera semana de junio producto de un aumento de las temperaturas.

    Como es habitual, las condiciones climáticas fueron la preocupación principal de los viticultores y nuestros equipos trabajaron arduamente todo el año para garantizar la perfecta maduración y la salud de las uvas. La pinta se produjo en dos periodos distintos, fines de de julio y después del 15 de agosto, lo que redundó en diferencias de madurez en los racimos de una misma planta.

    NOTAS DE CATA (al momento del embotellado):

    Nariz con aromas concentrados donde destacan notas de miel y flor de acacia acompañadas de un toque de madera.
    Boca amplia, generosa y de gran equilibrio y final licoroso.

  • Cosecha 2013

    • 87% Semillón
    • 8% Sauvignon
    • 5% Muscadelle

    Un invierno muy húmedo y frío provocó gran retraso en todos los procesos vitícolas. La brotación fue tardía y durante la floración –que se produjo 3 semanas más tarde que la fecha habitual en los últimos 50 años– reinó un clima caprichoso que tuvo como consecuencia problemas de cuaja y corrimiento que auguraron una cosecha menos abundante que lo normal. Luego, a fines de junio, el clima experimentó un cambio drástico que impuso el verano sin contemplaciones, con elevadas temperaturas, pero con una fuerte tendencia a las tormentas estivales.

    Durante la vendimia, las condiciones climáticas hicieron temblar a los viticultores que debieron hacer frente a una complicada combinación de sol y lluvia que desaceleró el proceso de maduración, dificultó el manejo de los viñedos y terminó por provocar un desarrollo explosivo de botritis a fines de septiembre. Afortunadamente, los equipos de selección realizaron una labor de lujo, a pesar de la dificultad de la cosecha, periodo que se prolongó hasta fines de octubre, con un buen nivel de botritis.

    NOTAS DE CATA (al momento del embotellado):

    En un comienzo, la nariz aparece marcada por los aromas del Sauvignon que luego ceden el protagonismo al frescor y las notas exóticas. El ataque en boca es muy franco, directo y aterciopelado. Luego aparecen notas de miel suavemente especiadas que se prolongan hasta el final con un toque de vivacidad. Vino de aperitivo que debe beberse joven y muy frío.

  • Cosecha 2012

    • 87% Semillón
    • 10% Sauvignon
    • 3% Muscadelle

    El 2012 fue un año difícil desde un principio. La tormenta de granizo del 24 de abril y una floración tardía (10 de junio) con un clima predominantemente húmedo redundaron en una fecundación deficiente y tuvieron un efecto negativo en la producción de los viñedos.
    En junio y julio se alternaron las altas temperaturas y la humedad, condiciones que propiciaron el desarrollo de hongos como mildiú y oídio en los viñedos y de setas y níscalos en el bosque.
    La protección contra enfermedades de la vid fue una labor compleja que puso a prueba los conocimientos y la experiencia de los viñateros y los agrónomos que deben trabajar por cumplir las metas que nos hemos planteado en nuestra “Carta de desarrollo sostenible”.
    Hacia fines de agosto, cuando prevalecían temperaturas cálidas muy agradables, se observó que el grado de madurez de las bayas era heterogéneo, lo que provocó dificultades mayores que las habituales durante la selección de la fruta al momento de la cosecha y en el orden en que se cosecharían las parcelas.

    A pesar de todos los esfuerzos desplegados y el compromiso de todas las personas del equipo, las condiciones que imperaron impidieron la producción de un primer vino (Château Rieussec) durante esta cosecha y solo pudo elaborarse un buen Carmes de Rieussec frutoso y floral.

    Notas de cata  (al momento del embotellado):

    Aromas de flores blancas, acacia y madreselva. En boca desde un principio se perciben el licor y notas de miel. Luego el vino se equilibra para ofrecer un final moderadamente largo, con una expresión bastante vivaz, duradera y agradable.
    Vino de aperitivo que debe beberse joven.

  • Cosecha 2011

    • 84% Semillón
    • 12% Sauvignon
    • 4% Muscadelle

    El inicio del año vitícola planteó diversas dificultades de manejo puesto que las lluvias relativamente escasas entre enero y marzo dieron paso a un mes de abril marcado por el déficit de precipitaciones. El rocío matinal, el bajo nivel de humedad y las temperaturas elevadas crearon condiciones favorables para el desarrollo del oídio (enfermedad criptogámica), lo que demandó toda la atención de nuestro equipo de viticultores. Los irregulares niveles de humedad registrados durante agosto y septiembre crearon un escenario propicio para el desarrollo de botritis. Les siguió un hermoso verano tardío que hizo posible realizar la vendimia en el momento óptimo. Esta se extendió hasta el 2 de noviembre (en 7 pasadas).

    Notas de cata al momento del embotellado (mayo de 2013)

    Nariz de marcado acento floral donde destacan las notas de flor de acacia, pera fresca y damascos confitados. Redondo en un comienzo, el paladar luego se inhibe para adquirir un carácter más mineral y dar paso a un final largo y expresivo dominado por notas afrutadas.

  • Cosecha 2010

    • 92% Semillón
    • 5% Sauvignon Blanc
    • 3% Muscadelle

    La cosecha 2010 se asemeja mucho a la de 2009. 
    El año vitícola se inició de manera compleja pues planteó dificultades de manejo hasta mediados de junio como resultado de las abundantes precipitaciones. Los meses de julio, agosto y septiembre fueron muy secos (con un promedio de precipitaciones que apenas alcanzó los 20 mm) pero con temperaturas diurnas ideales y noches frescas que se conjugaron para garantizar la lenta pero completa maduración de las uvas.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Hermoso color dorado claro. Predominan los aromas de frutos exóticos confitados por encima de la paleta aromática característica de nuestras cepas. En boca se muestra sólido y complejo, con suaves notas de miel.

  • Cosecha 2009

    • 100% Semillón

    El inicio del año vitícola planteó diversas dificultades de manejo, lo que obligó a nuestros técnicos a redoblar la vigilancia para proteger los viñedos. El buen tiempo llegó por fin en junio y trajo consigo un déficit de precipitaciones que se vio interrumpido en julio, agosto y septiembre por episodios intermitentes de lluvia que fueron muy bienvenidos. Las elevadas temperaturas diurnas y las noches frescas favorecieron la pausada maduración de las uvas.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Fruta expresiva y un carácter que seduce desde el principio. Buen final. Un vino que sin duda se beneficiará de unos cuantos años más de guarda.

  • Cosecha 2008

    • 85% Semillón
    • 15% Sauvignon Blanc

    Las heladas primaverales afectaron tanto las cantidades de uva como los rendimientos. El mes de agosto se mostró benevolente en términos climáticos y el final del verano trajo consigo temperaturas moderadas. Septiembre se mantuvo cálido y soleado, lo que permitió a las bayas alcanzar una madurez perfecta.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Aromas a damascos confitados, frutos cítricos y durazno blanquillo acompañados de un toque de miel. Un aroma que bien merece ser disfrutado durante unos instantes. Paladar de gran untuosidad, amplitud y equilibrio que culmina en un toque de gran vivacidad.

  • Cosecha 2007

    • 97% Semillón
    • 3% Sauvignon Blanc

    Luego de un invierno normal y un mes de abril 2007 excepcionalmente templado, los meses de verano se presentaron más bien frescos, con temperaturas y días de sol por debajo de la media. El calor y el sol se instalaron en septiembre y octubre, permitiendo una maduración tranquila y completa al momento de la cosecha. En resumen, fue un año meteorológicamente interesante para una gran cosecha.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Color dorado con reflejos ámbar claro. En nariz, atractiva frescura de frutos exóticos. Paladar de gran estructura licorosa, sin excesos, y final de notas cítricas ligeramente confitadas.

  • Cosecha 2006

    • 97,5% Semillón
    • 2,5% Muscadelle

    La temporada otoño/invierno 2005-2006 estuvo marcada por un fuerte déficit de precipitaciones, el cual se vio compensado por las abundantes lluvias de marzo. El buen tiempo se instaló a partir de abril para luego refrescar en agosto. El sol volvió a aparecer a comienzos de septiembre, llevando a las uvas hacia la madurez.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Hermoso color oro muy intenso. Nariz fresca cargada de notas especiadas y peras. Gran cuerpo, complejo y balanceado, de atractiva acidez y final de frutos exóticos.

  • Cosecha 2005

    • 90% Semillón
    • 6% Sauvignon
    • 4% Muscadelle

    A finales de 2004 y comienzos de 2005 se registró un periodo seco, con solo 127 mm de precipitaciones entre diciembre 2004 y fines de marzo 2005.  El ciclo vegetativo se inició, por tanto, con pocas reservas hídricas. Las temperaturas promedio se pueden comparar a las de 2004, siendo notablemente inferiores a las de 2003.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Color amarillo oro. Nariz fresca cargada de notas cítricas, especialmente limón. Al agitar la copa aparecen frutos exóticos. Ataque en boca redondo y de gran amplitud. Prolongado y avivado final.

  • Cosecha 2004

    • 100% Semillón

    Los primeros meses del año se asemejan a 2003, con temperaturas elevadas y precipitaciones normales. A partir de abril la tendencia se invierte, pero los episodios de lluvia se hacen más frecuentes. 

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Color amarillo pajizo intenso con reflejos dorados brillantes. Nariz expresiva, con aromas de flor de acacia y frutos secos (almendras). Ataque en boca vivo y fresco, con abundantes frutos frescos, especialmente damascos e higos. En el final destaca una atractiva acidez.

  • Cosecha 2003

    • 100% Semillón

    Las escasas precipitaciones y sobre todo el intenso calor registrado a partir de la primera quincena de agosto hicieron de este un año excepcionalmente precoz.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Cosecha de gran fuerza, concentración y complejidad. Nariz elegante y expresiva, con notas de higos confitados, vainilla y miel. Boca untuosa, reflejo de la gran riqueza de este vino. El largo final confirma las intensas notas de frutos confitados presentes en nariz.

  • Cosecha 2002

    • 85% Semillón
    • 10% Sauvignon
    • 5% Muscadelle

    El año 2002 estuvo marcado por condiciones climáticas promedio que se fueron tornando muy favorables conforme se acercaba la madurez. El invierno caluroso y seco aceleró la brotación. Sin embargo, la floración se vio afectada por una ola de frío y lluvias que trajo consigo problemas de cuaja y corrimiento. Afortunadamente, un verano más fresco que lo normal fue sucedido por un mes de septiembre magnífico que favoreció el buen desarrollo de la botritis: sequedad, calor y sol durante el día y noches frescas.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Color dorado muy brillante. La nariz, muy abierta, anuncia un vino muy fresco y liviano, con algunas notas de caramelo. También se advierte algo de ralladura cítrica. En boca, el ataque discreto adquiere gran amplitud, con una compleja paleta aromática donde predominan el damasco y el melón confitados. Una cosecha notable.