Château L’Évangile

Pomerol

Una antigua edición de los “Grands vins de Bordeaux” describe al Grand Vin del Château l’Évangile como “…un vino pleno y elegante dotado de un bouquet y una fineza incomparables”. De hecho, para numerosos aficionados este vino se caracteriza por su calidad elegante y sutil.

Château L’Évangile Pomerol

Cosechas

  • Cosecha 2015

    • Merlot 84 %
    • Cabernet Franc 16 %

    Un año de condiciones ideales. Luego de un invierno bastante templado, el viñedo inició su ciclo vegetativo a comienzos de abril. La primavera trajo consigo temperaturas agradables y una que otra lluvia. La floración se produjo en forma rápida y homogénea, lo que hizo presagiar una abundante cosecha. En verano, las temperaturas superaron con creces el promedio de julio, con algunos chubascos muy oportunos que dieron tregua al viñedo. El mes de agosto fue muy caluroso, prolongándose el buen tiempo hasta el mes de septiembre. Las lluvias acaecidas justo antes de la vendimia permitieron a las uvas alcanzar una perfecta madurez, logrando una cosecha excepcional.

    NOTAS DE CATA (al momento del embotellado)

    Color denso y profundo con reflejos violeta. Gran expresividad aromática marcada por frutos negros y sutiles notas de pan tostado. Paladar firme y equilibrado, con gran cuerpo y buena estructura tánica. Final persistente, taninos maduros y gran delicadeza gracias a la calidad sorprendente de las uvas de esta cosecha excepcional.

  • Cosecha 2014

    • 85% Merlot
    • 15% Cabernet Franc

    Gracias a un invierno lluvioso y de temperaturas moderadas, el ciclo vegetativo se inició dos semanas antes de lo habitual en Bordeaux, por lo que la brotación se produjo en una fecha bastante inusual, es decir, a mediados de marzo. Abril fue caluroso, sin embargo, mayo se presentó bastante húmedo y frío, con excepción de algunos días en que las temperaturas aumentaron significativamente. Una floración sin contratiempos a comienzos de junio permitía ya augurar una cosecha temprana y de excelente calidad. No obstante, el ritmo de avance logrado gracias a las condiciones climáticas anteriores se vio frenado como resultado de una alternancia de lluvias y días calurosos en el mes de julio y de días nublados y bastante fríos en agosto. El verano indio que se instaló hacia fines de agosto trajo consigo días calurosos y ausencia de lluvias que se prolongaron hasta fines de octubre.  De hecho, el mes de septiembre fue el más caluroso en casi un siglo. La cosecha obtenida es de excelente calidad gracias a las temperaturas inusualmente altas y las favorables condiciones que permitieron que las uvas alcanzaran un óptimo nivel de maduración durante septiembre y octubre.

    Notas de cata (al momento del embotellado):

    Color negro, profundo, con reflejos violeta. Nariz muy intensa, dominada por frutos negros (guinda y grosella negra), con frescas notas de moka y pan tostado. El ataque en boca es potente, denso y estructurado.  En el paladar, el vino es sedoso y sus taninos corpulentos y equilibrados. El final es de gran densidad y de textura muy aterciopelada gracias a la madurez y al cuerpo de los taninos. Una cosecha muy bien lograda.

  • Cosecha 2013

    • 87% Merlot
    • 13% Cabernet Franc

    El 2013 fue un año complicado que exigió de redoblados esfuerzos de la parte de viñateros y del personal de bodega. El año se inició con temperaturas bajas que afectaron la floración y disminuyeron sustancialmente la producción como resultado de una diversidad de problemas de cuaja y corrimiento. Al llegar el verano, se registraron temperaturas muy elevadas (superiores a los 43ºC) y fuertes tormentas que afortunadamente no tuvieron consecuencias negativas para nuestros viñedos. A pesar de los fenómenos climáticos, las uvas maduraron rápidamente y desarrollaron un buen grado de densidad. Desde fines de la primera semana de septiembre, la meteorología estuvo marcada por una alternancia de calor y tormentas de lluvia.

    NOTAS DE CATA (AL MOMENTO DEL EMBOTELLADO)

    Color profundo e intenso, con marcados reflejos violeta. Nariz muy expresiva, con gran presencia de frutos rojos como grosella negra y notas frescas y tostadas. El ataque es delicado, sedoso y la estructura tánica es poderosa y elegante. La boca es densa y muy aterciopelada gracias a la óptima madurez de las uvas y al cuerpo de los taninos maduros y bien integrados. Buena persistencia y notas afrutadas al final. Notable exponente de la elegancia y la sedosidad de los Merlot de L’Évangile.

  • Cosecha 2012

    • 93% Merlot
    • 7% Cabernet Franc

    Un año complejo con una verdadera montaña rusa de emociones. El inicio del año vitícola fue difícil como resultado de periodos de bajas temperaturas e intensas precipitaciones que afectaron la floración y disminuyeron sustancialmente la producción. A principios y mediados del verano se registraron días soleados, aun cuando las lluvias fueron abundantes.  Afortunadamente, el verano y las altas temperaturas se instalaron en agosto y septiembre, lo que permitió que las uvas alcanzaran un buen grado de madurez y un desarrollaran un interesante potencial. Si bien las labores de la vendimia debieron prolongarse por tres semanas producto de un frente lluvioso, el resultado final fue satisfactorio. 

    Notas de cata (al momento del embotellado):

    Color negro, profundo, con reflejos violeta. Nariz dominada por frutos negros (guinda y grosella negra), con frescas notas de moka y pan tostado. El ataque es delicado, sedoso y la estructura tánica es poderosa y equilibrada. La boca es densa y muy aterciopelada gracias a la madurez y al cuerpo de los taninos. El final es persistente, con notas afrutadas, aunque dominado por la calidad de los taninos.

  • Cosecha 2011

    • 94% Merlot
    • 6% Cabernet Franc

    El año 2011 se caracterizó por un invierno y un comienzo de primavera muy secos. Con apenas 150 mm de lluvia acumulados en los cinco primeros meses del año, el 2011 fue todo un récord. Las elevadas temperaturas registradas en abril, mayo y junio aceleraron el crecimiento de las parras y las primeras flores aparecieron a comienzos de mayo, algo nunca o rara vez visto. 
    En julio las temperaturas fueron menos elevadas, dando un descanso a los viñedos y permitiéndoles prepararse para un mes de agosto excepcionalmente tórrido (la media fue de nada menos que 31ºC). Lo anterior adelantó la cosecha unos 15 días y las uvas alcanzaron una calidad y unos taninos extraordinarios. Los Merlot produjeron fruta rica y densa, aun cuando la escasez de lluvias durante el verano redujo considerablemente los volúmenes de cosecha. Por su parte, los Cabernet entregaron bayas pequeñas de piel gruesa, pero de excelente calidad.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Color oscuro, intenso, con reflejos violeta. Nariz intensa, persistente, expresiva, muy madura y concentrada con notas de guinda y grosella negra. Ataque complejo y concentrado, con taninos muy maduros y presentes. Paladar maduro y untuoso, con un final aterciopelado producto de la gran calidad de sus taninos.

  • Cosecha 2010

    • 88% Merlot
    • 12% Cabernet Franc

    Luego de un invierno cargado de humedad, el buen tiempo de comienzos de abril trajo consigo condiciones ideales: clima cálido y seco, reservas de agua garantizadas por lluvias esporádicas registradas en junio y septiembre y elevadas temperaturas combinadas con noches frescas que hicieron posible la lenta maduración de la fruta.
    Tanto los Merlot como los Cabernet lograron así una calidad notable, si bien su rendimiento fue un tanto menor que en años anteriores producto de la escasez de precipitaciones que dominó los meses de verano. Una cosecha de gran calidad, excelente grado de madurez y taninos muy expresivos.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Color oscuro, casi negro, con reflejos violeta. Nariz intensa, persistente, expresiva, muy madura y concentrada con notas de cereza, frambuesa y moka. Ataque complejo y concentrado, con taninos maduros y de gran densidad. Boca madura, untuosa y concentrada. Final muy sedoso empapado de una agradable frescura.

  • Cosecha 2009

    • 95% Merlot
    • 5% Cabernet Franc

    A pesar de un inicio de temporada vitícola complicado por la persistente humedad, el buen tiempo llegó para quedarse desde los últimos días del mes de junio. Prevalecieron entonces los días calurosos y secos que igualmente alternaron con días lluviosos en julio, agosto y septiembre y que evitaron el déficit de precipitaciones. Los días calurosos y las noches frescas favorecieron la lenta maduración de las bayas.
    Las parras de Merlot fueron generosas y sus frutos hicieron gala de una madurez y de grados alcohólicos bastante inusuales. Por su parte, las bayas de Cabernet mantuvieron su reducido tamaño y piel gruesa, lo que si bien tuvo incidencia en el volumen de la cosecha, resultó muy positivo para la calidad, la madurez y la expresión de los taninos.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Color oscuro, casi negro, con reflejos violeta. Nariz compleja, firme, expresiva, muy madura y concentrada con notas de cereza, frambuesa y pan tostado. Ataque en boca amplio, generoso y complejo, con taninos aterciopelados y sorprendente profundidad. Boca persistente, untuosa y concentrada. Final muy cremoso atenuado por la frescura.

  • Cosecha 2008

    • 88 % Merlot
    • 12 % Cabernet Franc

    Luego de una primavera gris y muy lluviosa que desembocó en una floración tardía y cargada de complicaciones (grave corrimiento que redundó en rendimientos exiguos de 27 hl/ha), el mes de julio presentó días secos y soleados. En agosto predominó la nubosidad, lo que permitió conservar las notas frescas. Septiembre y octubre trajeron consigo condiciones climáticas ideales para la maduración de las uvas.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Color oscuro e intenso, con reflejos violeta. Nariz intensa cargada de notas de moka, frutos de hueso, violetas y especias. Boca compleja, untuosa y expresiva, de textura intensa y armoniosa a la vez. Final suave y persistente, con taninos densos y bien integrados, sin ser agresivos.

  • Cosecha 2007

    • 84 % Merlot
    • 16 % Cabernet Franc

    Después de un invierno frío y húmedo, las temperaturas elevadas de marzo y abril favorecieron el inicio del ciclo vegetativo. Luego, un largo periodo nuboso, templado y sin excesos se mantuvo hasta agosto, lo que hizo necesario redoblar la vigilancia técnica. El buen tiempo se estabilizó a principios de septiembre y terminó por favorecer la adecuada y tranquila maduración de la uva. Esta cosecha se caracteriza por un año de 13 lunas y por un ciclo vegetativo más largo de lo normal.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Nariz discreta. Boca muy redonda, ataque amplio y generoso. Final marcado por una textura sólida. Madera muy bien integrada.

  • Cosecha 2006

    • 86 % Merlot
    • 14 % Cabernet Franc

    Una primavera benigna seguida de un espléndido mes de julio y un mes de agosto relativamente fresco produjeron uvas muy maduras y llenas de frescura. El sol volvió a brillar a comienzos de septiembre, asegurando una perfecta madurez fenólica.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Apariencia concentrada. Nariz intensa con notas de frambuesa y grosella negra fresca. En boca se aprecian toques especiados, grillados y trufados que complementan la paleta aromática inicial. A pesar de su potente ataque, los finos taninos aportan gran elegancia y un final sedoso y untuoso a la vez. 

  • Cosecha 2005

    • 87 % Merlot
    • 13 % Cabernet Franc

    La cosecha 2005 creció bajo condiciones meteorológicas nunca antes vistas. Primavera sin excesos y sequía precoz, con un desarrollo de azúcar y polifenoles excepcional durante los meses de verano. Asistimos al nacimiento de una gran añada.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Color oscuro. Nariz intensa con notas de moras y grosellas negras frescas. En boca se aprecian toques especiados, grillados y trufados que complementan la paleta aromática inicial. Cuerpo denso, voluminoso y de gran fineza. El paladar exhibe taninos maduros que, a pesar de su fuerza, se manifiestan con delicadeza, confiriendo al vino un carácter impresionante. Final cargado de trufas y cacao.

  • Cosecha 2004

    • 89 % Merlot
    • 11 % Cabernet Franc

    Añada marcada por un invierno medianamente lluvioso, una primavera de precipitaciones generosas, un verano seco y fresco y, finalmente, un mes de septiembre ideal para una madurez fenólica digna de destacar.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Nariz intensa y cargada de notas grilladas. Vainilla, frutos frescos, frambuesas, moras y grosellas negras. En boca se aprecia gran intensidad, con taninos sedosos y maduros. Final largo y complejo.

  • Cosecha 2003

    • 79 % Merlot
    • 21 % Cabernet Franc

    Cosecha marcada por los grandes y excepcionales calores de la primera quincena de agosto, donde las altas temperaturas – sobre 40ºC – y las escasas precipitaciones se mantuvieron a lo largo de todo el ciclo vegetativo. La madurez se vio interrumpida por momentos durante el verano, dando como resultado cosechas muy precoces y magras.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Un vino encantador, fresco y delicado. De cuerpo firme y taninos elegantes y bien estructurados, este vino de guarda ofrece notas de higo y violeta que complementan su aterciopelada textura.

  • Cosecha 2002

    • 76 % Merlot
    • 24 % Cabernet Franc

    Las condiciones climáticas promedio de comienzos de año se tornaron muy buenas conforme se aproximaba la madurez. Luego de un invierno caluroso y seco, el tiempo relativamente frío y lluvioso durante la floración trajo consigo problemas de cuaja y corrimiento (fecundación irregular que produce bayas pequeñas y apretadas). Posteriormente, un verano más bien fresco y un mes de septiembre espléndido, asoleado, sin lluvia y con viento del noreste permitieron acelerar el proceso de madurez. Las vendimias se desarrollaron a pleno sol y sin una sola gota de lluvia. La cosecha de Merlot tuvo lugar entre el 25 de septiembre y el 3 de octubre. Le siguió la cosecha de Cabernet Franc sin interrupciones, estando ya la totalidad de las uvas en bodega en la tarde del día 4.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Color rojo profundo con reflejos violeta. Fina nariz de grosellas negras y frambuesas acompañada de especias, café y cacao. Ataque franco y fresco, con abundante fruta y una estructura tánica imponente y cremosa. Paladar amplio y prolongado con un final equilibrado y complejo.

  • Cosecha 2001

    • 79 % Merlot
    • 21 % Cabernet Franc

    El año 2001 se caracterizó por un ciclo vegetativo más largo que el promedio, floración en fecha normal, pero con un envero tardío y una madurez más bien irregular. Septiembre puso a prueba la paciencia de los viñateros, pero el envero finalmente se impuso sin contratiempos con una maduración relativamente heterogénea. La cosecha de Merlot se desarrolló entre el 25 de septiembre y el 2 de octubre, con una exhaustiva selección de racimos debido al corrimiento. Por su parte, el Cabernet Franc se cosechó los días 8 y 9 de octubre bajo un sol esplendoroso. 

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Como resultado se obtuvo un vino con clase: Nariz con abundante vainilla y notas exóticas que luego dan lugar a frutos rojos muy maduros. La madera se encuentra muy bien integrada. Ataque intenso y suave a la vez. Gran elegancia y fuerte grado alcohólico que contrapesa el cuerpo robusto. Taninos cremosos y final largo y delicado marcado por atractivas notas frutales.

  • Cosecha 2000

    • 91 % Merlot
    • 9 % Cabernet Franc

    El siglo llega a su fin con un año tan precoz como 1999. Luego de una primavera lluviosa, el verano no fue especialmente pródigo en días de sol, pero tampoco en precipitaciones. En agosto se instaló un clima seco con altísimas temperaturas que llevaron a iniciar las vendimias de Merlot el 15 de septiembre. La cosecha de Cabernet Franc no se inició sino hasta el 27 de septiembre con el fin de lograr una perfecta madurez. Esta parsimoniosa espera permitió elaborar un gran vino suave y sedoso.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Color negro, nariz profunda, paladar graso, prolongado y firme y textura fina y aterciopelada. Un gran vino de larga guarda.

  • Cosecha 1999

    • 80 % Merlot
    • 20 % Cabernet Franc

    La temporada 1999 tuvo características especiales para nuestros técnicos. Fue necesario un arduo trabajo durante todo el año. Las temperaturas elevadas y las frecuentes lluvias dieron vida a uvas de excelente calidad.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    El resultado es un vino de estilo liviano y de gran nivel. Intenso color violeta, nariz penetrante y profunda, cargada de frutos negros maduros, especias y regaliz, típicos de este terroir. En boca se siente denso, graso y de textura apretada. Destaca la madurez de su fruta.

  • Cosecha 1998

    • 72% Merlot
    • 28 % Cabernet Franc

    Una floración precoz y homogénea, un verano caluroso y seco y algunos chubascos a comienzos de septiembre hicieron presagiar una añada muy prometedora. Las lluvias caídas desde el 15 de septiembre complicaron un poco la vendimia, pero el Merlot ya se encontraba parcialmente cosechado o a punto de serlo, por lo que no es de sorprender que el Merlot cumpla un rol protagónico en esta cosecha. 

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    De apariencia opaca, nariz expresiva y muy pura. Ataque complejo, graso y sedoso, con un prolongado final. Un vino estupendo con gran potencial de guarda.

  • Cosecha 1997

    • 70 % Merlot
    • 30 % Cabernet Franc

    El año se caracterizó por condiciones climáticas muy secas y calurosas hasta mediados de abril y mayo, lo que redundó en una precocidad excepcional del ciclo vegetativo, con algunas notas tropicales durante los meses de verano. Las primeras vendimias de Merlot se iniciaron el 9 de septiembre, extendiéndose por un mes salpicado de pausas a la espera de lograr la madurez perfecta inducida por días muy soleados.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Intenso color granate y nariz afrutada. En boca el vino se siente sedoso y equilibrado. Una cosecha muy armoniosa y distinguida.

  • Cosecha 1996

    • 70 % Merlot
    • 30 % Cabernet Franc

    Las lluvias de agosto marcaron la única nota discordante en este año de condiciones meteorológicas ideales, pues alteraron ligeramente el estado sanitario del Merlot, lo que debió tomarse en cuenta a la hora de la vendimia.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Color púrpura opaco y nariz muy expresiva. Ataque firme y tánico que mantiene toda la elegancia de una cosecha equilibrada y armoniosa que aún precisa alcanzar la madurez.