Château Lafite Rothschild

1er cru classé, Pauillac

El Grand Vin de Château Lafite Rothschild no necesita presentación. Ya en 1815, Abraham Lawton lo había elevado a la cima de su clasificación: “Lo he calificado como aquel de mayor elegancia, delicadeza y fina esencia de los tres [premiers crus]” una calificación posteriormente confirmada en 1855. Para caracterizarlo más allá de las cosechas, presentamos las palabras de un aficionado inspirado: “…suceda lo que suceda, ¡todos los vinos de Château Lafite huelen a almendras y violetas!”

Château Lafite Rothschild 1er cru classé, Pauillac

Cosechas

  • Cosecha 2014

    • 87% Cabernet Sauvignon
    • 10% Merlot
    • 3% Cabernet Franc

    Las intensas precipitaciones registradas en el periodo de noviembre a febrero aumentaron los niveles de las napas freáticas –que ya eran bastante elevados puesto que 2012 y 2013 fueron años lluviosos–, con lo cual los volúmenes igualaron o incluso superaron los promedios anuales.
    Las temperaturas se mantuvieron por encima de las habituales y los viñedos se beneficiaron de un invierno de condiciones ideales, es decir, días soleados, frío seco, inexistencia de heladas y ¡ausencia total de viento durante 15 días! Definitivamente, la naturaleza es la que manda. La brotación fue temprana y la floración homogénea; esta última en la primera semana de junio producto de un aumento de las temperaturas.
    Como es habitual, las condiciones climáticas fueron la preocupación principal de los viticultores y nuestros equipos trabajaron arduamente todo el año para garantizar la perfecta maduración y la salud de las uvas. La pinta se produjo en dos periodos distintos, fines de de julio y después del 15 de agosto, lo que redundó en distintos grados de madurez en los racimos de una misma planta.
    Por ello, fue necesario aplicar un rigor extremo y mucho juicio al momento de cosechar y asegurarse de que tanto los vendimiadores como los encargados de la selección de las uvas escogieran exclusivamente la fruta más apta para la producción de nuestros grandes vinos de Pauillac.

    NOTAS DE CATA (AL MOMENTO DEL EMBOTELLADO):

    Color rojo granate intenso. Nariz compleja y afrutada, característica de la cosecha 2014 y deliciosas notas florales. Se percibe un toque tostado, pero bien integrado con la madera. La boca es amplia y poderosa, pero mantiene toda su elegancia. Aparecen notas de mora y grosella negra que se complementan con las inconfundibles notas de violeta y cedro de los vinos de Lafite.
    Vino fresco, armónico y de muy largo final que sobresale por su equilibrio entre voluptuosidad y delicadeza.
    Habrá que esperar unos diez años para disfrutarlo al máximo.

  • Cosecha 2013

    • 98% Cabernet Sauvignon
    • 2% Merlot

    Un invierno muy húmedo y frío provocó gran retraso en todos los procesos vitícolas. La brotación fue tardía y durante la floración –que se produjo 3 semanas más tarde que la fecha habitual en los últimos 50 años– reinó un clima caprichoso que tuvo como consecuencia problemas de cuaja y corrimiento que auguraron una cosecha menos abundante que lo normal. Luego, a fines de junio, el clima experimentó un cambio drástico que impuso el verano sin contemplaciones, con elevadas temperaturas, pero con una fuerte tendencia a las tormentas estivales (entre el 27 de julio y el 2 de agosto, dependiendo de los sectores).

    A partir del 15 de septiembre el sol alternó con la lluvia, las uvas demoraron en madurar y si bien se logró recuperar un poco el retraso, a fines de septiembre la situación se tornó muy compleja cuando se constató un desarrollo explosivo de botritis. Comenzó entonces un frenesí de pruebas y de búsqueda de mano de obra para acelerar las labores de vendimia lo más posible. Afortunadamente, los equipos de selección realizaron una labor de lujo, a pesar de la dificultad de la cosecha. Se realizaron algunos ajustes a la secuencia habitual de cosecha en las parcelas de cepas tintas en función del efecto de la botritis y del potencial de las uvas para la producción de primer o segundo vino.

    NOTAS DE CATA (AL MOMENTO DEL EMBOTELLADO)

    ¿Cómo degustar un gran vino tan pronto después de haber sido embotellado?
    La nariz es poco expresiva, casi bordeando excesiva mesura. El paladar se muestra contundente desde el ataque y se va abriendo gradualmente hasta llegar a un final largo, con mucha fruta y donde resulta evidente su paso por barrica. Un vino que enseña a ser paciente.

  • Cosecha 2012

    • 91% Cabernet Sauvignon
    • 8,5% Merlot
    • 0,5% Petit Verdot

    El año 2012 estuvo marcado por condiciones climáticas nada fáciles en Bordeaux.
    El invierno fue bastante clemente, sin embargo, la primavera y en especial el mes de abril fueron lluviosos y húmedos e incluso se registró una tormenta de granizo (24 de abril).
    Dadas las condiciones predominantes, la fecundación fue difícil, tanto que se temió por la calidad de la fruta, de ahí que la labor de los viticultores fuera más determinante que nunca.
    En los meses de junio y julio se alternaron temperaturas elevadas y humedad. Agosto, sin embargo, registró cierta estabilidad climática que permitió que las uvas maduraran sin tropiezos.
    No obstante, una cierta heterogeneidad en el grado de madurez exigió grandes esfuerzos de selección de parte de nuestros equipos desde fines de septiembre.

    NOTAS DE CATA (al momento del embotellado) :

    Si bien la nariz no muestra gran expresividad, las notas de fruta aparecen dominadas por la madera. En boca, la estructura es firme y densa, pero luego el vino se abre para demostrar un sobresaliente equilibrio. Aunque el final tiene gran densidad, los taninos son livianos como el aire. Prolongado final y excelente persistencia.

  • Cosecha 2011

    • 80% Cabernet Sauvignon
    • 20% Merlot

    Las condiciones meteorológicas imperantes durante la cosecha 2011 tuvieron características bastante inusuales, por lo que fue necesario apelar a toda la atención y experiencia de nuestros equipos técnicos.
    Fue una cosecha muy precoz, con una primavera muy calurosa, escasas lluvias al comienzo de la temporada, precipitaciones normales en verano y un constante riesgo de oídio (afección bastante poco frecuente en la región de Burdeos). Cuando ya se preparaba la cosecha, la fuerte tormenta de granizo que afectó al norte de Pauillac y Saint Estèphe el 1 de septiembre hizo necesario modificar un tanto los planes. Las labores de cosecha se realizaron precozmente en las parcelas afectadas, sin que ello tuviera efectos mayores dado que la fruta ya había alcanzado un óptimo grado de madurez.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Color púrpura intenso y profundo. Nariz de gran consistencia marcada por aromas de frutos rojos y negros, notas arbustivas y especiadas. Gran cuerpo e intensidad en boca. Final complejo.

  • Cosecha 2010

    • 87% Cabernet Sauvignon
    • 13% Merlot

    El inicio del año vitícola estuvo marcado por un invierno frío y relativamente lluvioso, condiciones que posteriormente provocaron una brotación un tanto más tardía que en 2009, es decir hacia mediados de abril. No obstante, la escasez de lluvia y los días soleados que marcaron el mes de abril resultaron especialmente beneficiosos para el desarrollo de los viñedos. Los meses de mayo y junio se caracterizaron por periodos alternados de lluvia y sol. Posteriormente, las bajas temperaturas registradas en el mes de junio afectaron la floración de las parras de Merlot y provocaron problemas de cuaja y corrimiento.
    Afortunadamente, el mes de julio fue muy seco (con precipitaciones inferiores a 20 mm) y las temperaturas fueron más bien elevadas, condición que permitió a los viñedos compensar el retraso registrado durante la floración. Finalmente, en agosto y septiembre las temperaturas diurnas fueron elevadas, las noches frescas y no se registraron precipitaciones, lo que encaminó lentamente a las bayas hacia su plena maduración.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Color intenso y concentrado. Boca compleja y de gran carácter, cuerpo firme y taninos presentes. Final prolongado y persistente con predominio de notas de violetas. La cosecha 2010 destaca por su elegancia y gran equilibrio.

  • Cosecha 2009

    • 82,5% Cabernet Sauvignon
    • 17% Merlot
    • 0,5% Petit Verdot

    El inicio del año vitícola planteó diversas dificultades de manejo como resultado de las elevadas temperaturas y la fuerte humedad que dominaron la temporada primaveral. Ello exigió una estricta vigilancia de los viñedos a fin de evitar que se vieran afectados por dichas condiciones climáticas.
    El buen tiempo se estabilizó en junio y se mantuvo durante todo el verano, aunque trajo consigo un déficit de precipitaciones que se vio interrumpido en julio, agosto y septiembre por lluvias intermitentes que fueron muy bien recibidas. El abundante sol, las cálidas temperaturas sin excesos y las frescas noches permitieron a las uvas madurar lentamente, dándose inicio a la cosecha recién a finales de septiembre. Estas condiciones climáticas en extremo favorables y las vendimias realizadas bajo un sol radiante auguran un resultado que sin duda dará que hablar.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Nariz marcada por abundantes frutos negros y regaliz. Paladar redondo, amplio y muy expresivo que, aunque se inhibe ligeramente, despliega gran fuerza y viveza. A pesar de su juventud, su gran carácter, elegancia y complejidad ya resultan evidentes.

  • Cosecha 2008

    • 84% Cabernet Sauvignon
    • 15% Merlot
    • 1% Petit Verdot

    Luego de un invierno frío y algunas heladas primaverales, la temporada vitivinícola se desarrolló bajo la atenta mirada del equipo enológico por causa de una serie de condiciones poco favorables: floración poco productiva, humedad permanente que favoreció la aparición de enfermedades y, por último, un verano relativamente caluroso. Afortunadamente, el buen tiempo de septiembre permitió a las bayas alcanzar su plena madurez y retrasar un poco el inicio de la vendimia.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Vino con predominio de frutos rojos y aromas complejos, directos y bien marcados. La boca expresa plenamente la solidez y el carácter clásico de este vino que no deja nada sin ofrecer: fruta, cuerpo, taninos suaves y a la vez muy presentes.

  • Cosecha 2007

    • 84% Cabernet Sauvignon
    • 15% Merlot
    • 1% Petit Verdot

    Las abundantes lluvias invernales restablecieron el nivel de las capas freáticas y un desborre muy precoz marcó el final de un invierno frío y húmedo. Las temperaturas registradas en marzo y abril fueron bastante elevadas, lo cual favoreció el inicio del ciclo vegetativo. Un largo periodo de nubosidad, templado y sin excesos dominó la temporada hasta agosto. Afortunadamente, el buen tiempo se estabilizó a principios de septiembre, favoreciendo la apropiada y lenta maduración de las bayas. Fue necesario esperar 125 días después de la floración para alcanzar el pleno desarrollo de los azúcares, de los taninos y del hollejo. Un ciclo vegetativo más largo que lo normal para un año caracterizado por 13 lunas.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Nariz cargada de frutos rojos maduros. La boca inicialmente discreta se abre luego en un amplio abanico de sabores. Un vino que destaca por su elegancia y encanto, aunque aún se nota cierta moderación. Final prolongado con toques de madera.

  • Cosecha 2006

    • 82% Cabernet Sauvignon
    • 16% Merlot
    • 2% Cabernet Franc

    Un invierno más frío y húmedo que los anteriores, seguido de una primavera y un verano bastante calurosos adelantaron el envero, dando lugar a una madurez muy lograda. Las temperaturas disminuyeron en agosto y septiembre en general presentó buen tiempo, excepto por las fuertes lluvias de mediados de mes que obligaron a adelantar la vendimia.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Atractivo color muy oscuro. Nariz discreta, con notas primarias que evolucionan de manera amplia y compleja. Paladar firme, gran cuerpo y largo final marcado por taninos bien tramados y notas de madera finamente integradas.

  • Cosecha 2005

    • 89% Cabernet Sauvignon
    • 10% Merlot
    • 1% Petit Verdot

    2005 fue el cuarto año consecutivo de escasas precipitaciones. No obstante, los síntomas de sequía se presentaron temprano, hacia fines de mayo, lo que permitió ajustar el follaje del viñedo. Las altas temperaturas de junio y julio decayeron conforme avanzaba el mes de agosto. Las noches más frescas permitieron mantener una acidez adecuada que no entorpeciera el lento camino hacia la madurez. Un año meteorológicamente atípico que, a pesar de todo, produjo uvas sanas y muy maduras que mantuvieron toda su frescura.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Vino de color oscuro y nariz intensa. Aromas delicados, sutiles y complejos. La boca inicialmente suave adquiere luego mayor amplitud y volumen, dando lugar a sensaciones muy redondas. Vino de gran cuerpo, persistencia y densidad, muy elegante.

  • Cosecha 2004

    • 90,5% Cabernet Sauvignon
    • 9% Merlot
    • 0,5% Petit Verdot

    Luego de un invierno lluvioso y una primavera más bien fría, los meses de junio y julio se presentaron secos y calurosos. Agosto fue más benevolente y septiembre trajo consigo buen tiempo, haciendo posible una maduración más pausada que retrasó la vendimia hasta fines de septiembre. Se hizo necesario armarse de paciencia y esperar a que las uvas alcanzaran la madurez perfecta.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    La nariz se abre lenta y discretamente sobre notas de frutos levemente confitados. Boca amplia que luego evoluciona con elegancia hacia un equilibrio complejo y generoso. Final largo, suave y aterciopelado.

  • Cosecha 2003

    • 86% Cabernet Sauvignon
    • 9% Merlot
    • 3% Cabernet Franc
    • 2% Petit Verdot

    Cosecha marcada por los grandes y excepcionales calores de la primera quincena de agosto, donde las altas temperaturas – sobre 40 °C – y la falta de precipitaciones se mantuvieron a lo largo de todo el ciclo vegetativo.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Color oscuro. Nariz de frutos rojos muy maduros. La boca exhibe un amplio abanico de sabores, un cuerpo profundo y untuoso acompañado de taninos muy redondos. Final largo y persistente.

  • Cosecha 2002

    • 87% Cabernet Sauvignon
    • 9,5% Merlot
    • 3,5% Cabernet Franc

    Luego de una brotación precoz producto de un invierno caluroso y seco, el clima durante la floración se presentó relativamente frío y lluvioso, ocasionando problemas de cuaja (caída de las flores) y corrimiento (fecundación heterogénea que produce bayas pequeñas y apretadas). Ya a comienzos del mes de junio fue posible vislumbrar una cosecha más bien mezquina. Los meses de julio y agosto fueron relativamente frescos, confirmando las condiciones meteorológicas promedio registradas a comienzos de año. Con todo, el proceso de madurez, y por tanto el envero, se desarrolló sin contratiempos.
    Las condiciones climáticas se tornaron excepcionales conforme se aproximaba la época de la cosecha: septiembre se presentó espléndido, asoleado, sin lluvia y con viento del noreste, acelerándose con ello el proceso de madurez.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Una cosecha muy compleja  y especiada, de textura y taninos aún apretados, buen equilibrio y prolongado final.

  • Cosecha 2001

    • 86,5% Cabernet Sauvignon
    • 13,5% Merlot

    Luego de un invierno muy húmedo, las suaves temperaturas primaverales dieron lugar a una brotación precoz. La floración se desarrolló normalmente y de manera muy homogénea. El verano alternó sol y nubosidad hasta el momento de la vendimia: un mes de julio más bien fresco, agosto caluroso, septiembre nuevamente fresco con algunas precipitaciones. La fruta maduró de forma bastante heterogénea, permitiendo llevar a cabo las labores de vendimia en óptimas condiciones.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Nariz de intensos frutos negros. Un vino menos opulento que su antecesor (2000), pero de gran elegancia y armonía, con taninos potentes y muy maduros, fruta muy pura y larga persistencia.

  • Cosecha 2000

    • 93% Cabernet Sauvignon
    • 7% Merlot

    Año marcado por un crecimiento vegetativo relativamente precoz, con una suma de temperaturas superior al promedio y precipitaciones dentro del rango normal. La humedad de finales de mayo y comienzos de junio favoreció la aparición de oídio, pero gracias a la atenta vigilancia de nuestros técnicos no hubo sorpresas desagradables. El verano llegó a su fin en condiciones particularmente favorables. El calor y la ausencia de precipitaciones permitieron obtener uvas extremadamente maduras.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Vino de color muy oscuro con reflejos violeta. Aromas profundos y envolventes, paladar potente y delicado a la vez, taninos firmes y final portentoso.

  • Cosecha 1999

    • 74% Cabernet Sauvignon
    • 18,5% Merlot
    • 6% Cabernet Franc
    • 1,5% Petit Verdot

    Invierno moderado, como casi todos los de la década, seguido de una primavera espléndida y una floración precoz. Entre julio y mediados de agosto, los días húmedos y de escaso sol hicieron temer por los mostos, pero más aun por eventuales ataques de botritis, la cual tuvo una fuerte presencia. Por fortuna, los fuertes calores se prolongaron desde el 15 de agosto hasta el momento de la vendimia, la cual se desarrolló en tiempo récord y bajo un tiempo relativamente húmedo.
    Fue una apuesta arriesgada: cosechar uvas maduras en un lapso mínimo. El vino fue elaborado con las 4 cepas que crecen en el viñedo, lo que no es frecuente, aunque ya se había realizado en el 96 (Cabernet Franc y Petit Verdot normalmente no se utilizan juntos para la elaboración del gran vino).

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Esta cosecha presenta una atractiva nariz con notas de madera y especias. Boca firme, equilibrada y de gran desarrollo, mucha elegancia y final prolongado cargado de frutos rojos muy maduros.

  • Cosecha 1998

    • 81% Cabernet Sauvignon
    • 19% Merlot

    Las precipitaciones registradas durante la vendimia hicieron temer que todas las esperanzas nacidas de una brotación precoz, una floración homogénea, una primavera seca y un agosto calurosísimo se verían arruinadas. Pero no fue así. Milagrosamente, la llegada tan tardía de estas lluvias se produjo cuando las vendimias ya estaban en marcha, por lo que solo mojaron las uvas sin llegar a penetrarlas.
    Así, las sonrisas fueron reemplazando a las caras tristes a medida que se elaboraban, analizaban y cataban los primeros mostos.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Esta cosecha refleja la fuerza de nuestro terroir. Posee un color profundo, oscuro y una atractiva mezcla de madera, frutas y especias en el ataque. El ‘98’ es un vino especialmente apto para una guarda prolongada. Muy persistente, complejo, amplio y con un final sabroso y duradero.

  • Cosecha 1997

    • 90% Cabernet Sauvignon
    • 10% Merlot

    Las tijeras hicieron su aparición en Lafite el día 8 de septiembre para cosechar los primeros Merlot, ya listos luego de un invierno y primavera ideales. El verano, en cambio, trajo consigo algunas lluvias, pero afortunadamente el mes de septiembre permitió completar las cosechas bajo un cielo despejado, al igual que en 1996. Fue la vendimia más larga en la historia reciente de Lafite, con selecciones sucesivas destinadas a controlar el estado sanitario de los racimos.

    Notas de cata (al momento del embotellado) 

    Nariz especiada, paladar sabroso, dulce y expresivo y final de notas sensuales y afrutadas. Esta apetitosa cosecha sin duda alcanzará su madurez antes que sus antecesores más cercanos (1995 y 1996).

  • Cosecha 1996

    • 83% Cabernet Sauvignon
    • 9% Merlot
    • 8% Cabernet Franc

    Un buen año para el viñedo, con condiciones muy propicias para el crecimiento de las uvas. Las bajas temperaturas y las lluvias registradas en agosto mermaron el optimismo de los viticultores, pero, por fortuna, septiembre vino acompañado de mucho sol.

    Notas de cata (al momento del embotellado) 

    Estas tres etapas confieren a esta añada un carácter complejo y concentrado, gran cuerpo y complejidad. Para algunos expertos, el ‘96’ posee la elegancia del 1953 y la fuerza del 1959: ¡Qué mejores augurios para esta cosecha de larga guarda!

  • Cosecha 1995

    • 74% Cabernet Sauvignon
    • 18% Merlot
    • 8% Petit Verdot

    Un año de abundante sol y verano muy seco. A comienzos de septiembre se registró una ligera lluvia beneficiosa. La cosecha se llevó a cabo en las fechas previstas, obteniéndose uvas muy maduras.

    Notas de cata (al momento del embotellado) 

    Esta espléndida cosecha posee taninos especialmente finos, un cuerpo elegante, una excelente persistencia en boca, y, sin duda, un larguísimo potencial de guarda.

  • Cosecha 1994

    • 99% Cabernet Sauvignon
    • 1% Petit vVerdot

    La vendimia se desarrolló bajo condiciones excelentes. Desde el comienzo del proceso de vinificación, las uvas exhibieron su excelente potencial, resultando en una maceración excepcional.

    Notas de cata (al momento del embotellado) 

    Excelente concentración. Hermoso color granate oscuro muy intenso. Gran cuerpo con taninos apretados y bien integrados. Gran potencial de guarda.

  • Cosecha 1993

    • 81% Cabernet Sauvignon
    • 11% Merlot
    • 8% Cabernet Franc

    La cosecha se llevó a cabo bajo un cielo muy nublado, alternando lluvias con algo de buen tiempo, y un final con bastante sol.

    Notas de cata (al momento del embotellado) 

    A pesar de una fermentación acelerada se logró una buena concentración de taninos. Hermoso color de gran intensidad. Nariz discreta, fina y armoniosa. Un vino muy atractivo, equilibrado y con buen potencial de guarda. En definitiva, un vino con clase.

  • Cosecha 1992

    • 73% Cabernet Sauvignon
    • 27% Merlot

    Un año bastante complicado desde el punto de vista meteorológico. La vendimia tuvo lugar en la fecha normal, aunque bajo cielo nublado y algunas lluvias. Las uvas, sin embargo, llegaron en excelente estado, reservándonos una gratísima sorpresa desde finales de la fermentación.

    Notas de cata (al momento del embotellado) 

    Buen nivel de taninos, cuerpo equilibrado y aromas bien marcados. Atractivo color púrpura, nariz especiada y amaderada. Un vino de boca redonda, listo para beber desde ya.

  • Cosecha 1991

    • 64% Merlot
    • 36% Cabernet Sauvignon

    Una vendimia al más puro estilo clásico, alternando tormentas eléctricas y periodos de sol. Por desgracia, todas las propiedades fueron afectadas por fuertes heladas, las peores en varias décadas.

    Notas de cata (al momento del embotellado) 

    Así y todo, esta cosecha sorprende por su gran calidad y consistencia. Hermoso color, muy elocuente y directo, gran cuerpo. Taninos bien tramados, ligeros y a la vez maduros. Gran persistencia en boca.

  • Cosecha 1990

    • 57% Cabernet Sauvignon
    • 30% Merlot
    • 13% Cabernet Franc

    Cosecha abundante y de gran calidad. Condiciones meteorológicas especialmente propicias para la vendimia.

    Notas de cata (al momento del embotellado) 

    Color muy oscuro. Nariz fina y compleja, con aromas de grosellas negras, arándanos, humo, cuero y especias. Algo de roble. Ataque fresco y elegante, con taninos muy presentes, finos y concentrados, frutos maduros. Textura aterciopelada y larguísimo final. Un vino especial para una larga guarda.

  • Cosecha 1989

    • 67% Cabernet Sauvignon
    • 33% Merlot

    Según los viticultores, no se había visto vendimias tan tempranas desde 1893. Desde fines de agosto, las uvas ya maduras revelaron una increíble cantidad de azúcar. Si bien precocidad no es necesariamente sinónimo de grandeza, de todas formas apostamos por los tintos dada la excelencia de esta cosecha: los vinos obtenidos son simplemente “deliciosos”.

    Notas de cata (al momento del embotellado) 

    El Médoc produjo vinos coloreados, complejos aunque sin pesadez, carnosos, comparables a los de 1982.

  • Cosecha 1988

    • 72% Cabernet Sauvignon
    • 28% Merlot

    Junio trajo consigo una declaración de guerra contra el oídio, la cual fue ganada gracias a los avances en el campo de la química. Le siguió un verano y un mes de septiembre calurosos y secos que favorecieron la maduración de las uvas.

    Notas de cata (al momento del embotellado) 

    Como resultado se obtuvo Cabernet y Merlot de buen color, gran cuerpo y taninos potentes.

  • Cosecha 1987

    • 68% Cabernet Sauvignon
    • 27% Merlot
    • 3% Cabernet Franc

    Luego de un verano seco y caluroso, las fuertes precipitaciones que se dejaron caer durante toda la vendimia dieron como resultado una cosecha más bien magra. Sin embargo, el producto final fue tremendamente satisfactorio.

    Notas de cata (al momento del embotellado) 

    En efecto, al aplicar una estricta selección se obtuvieron vinos muy equilibrados, suaves y afrutados, pues la lluvia produjo uvas muy maduras. Si bien la cosecha 1987 no iguala la concentración de 1986 o 1988, presenta la gran ventaja de poder consumirse mientras aún es joven.

  • Cosecha 1986

    • 69% Cabernet Sauvignon
    • 16% Cabernet Franc
    • 15% Merlot

    Al iniciarse las vendimias de 1986, y luego de un quinquenio tan bien logrado, los viticultores y amantes de Bordeaux ya no osaban esperar otra gran cosecha. Y sin embargo ése fue el caso: una primavera espléndida seguida de un verano seco aunque salpicado por algunas lluvias dieron lugar a una cosecha abundante y de gran calidad: vinos oscuros, muy concentrados sin ser pesados y de marcada dominancia tánica.

    Notas de cata (al momento del embotellado)

    Una síntesis sorprendente de las cosechas 1945 y 1949. Gran añada de guarda gracias a una estructura y un cuerpo aptos para el envejecimiento más prolongado.

  • Cosecha 1985

    • 65% Cabernet Sauvignon
    • 25% Merlot
    • 10% Cabernet Franc

    La cosecha 1985 marca el retorno a lo que hasta ahora había sido una constante. Condiciones meteorológicas idénticas a las de 1982: sol ininterrumpido desde julio hasta septiembre, con resultados similares: racimos de piel gruesa, taninos concentrados y suaves, una explosión de aromas. Las uvas dieron vida a vinos plenos, aterciopelados, de intenso bouquet e incluso más elegantes que los de 1982. El buen tiempo imperante en septiembre hizo de 1985 una cosecha de excepción, similar incluso a la de 1953 en Médoc.

    Notas de cata (al momento del embotellado) 

    Delicioso desde su juventud, ciertamente envejecerá con estilo.