Noticias

2005, una cosecha de excepción en la región bordelesa

El 2005, al igual que los dos años anteriores, estuvo marcado por la falta de lluvias en toda la región bordelesa. Los viñedos supieron adaptarse a esta sequía y las vendimias se llevaron a cabo en condiciones climáticas auspiciosas. Así, la vendimia tuvo lugar en Château L’Evangile entre el 8 y el 26 de septiembre, entre el 22 de septiembre y el 12 de octubre en los châteaux Lafite Rothschild y Duhart-Milon y en el caso de Château Rieussec se extendió hasta fines del mes de octubre.

Las primeras degustaciones realizadas han confirmado en forma contundente las impresiones recabadas durante la vendimia: los vinos se presentan concentrados, con un grado elevado de alcohol y taninos de gran riqueza. Sabrosos y equilibrados, hacen gala de una materia prima extraordinaria. En fin, solo es posible aventurar un resultado sobresaliente.